Razer ha presentado un prototipo de portátil con tres pantallas, y ha resultado ser una idea tan absurda como suena.

Noticias relacionadas

Las ventajas de usar más de una pantalla en tu ordenador son evidentes, sobre todo si trabajas con muchos programas al mismo tiempo; puedes dedicar cada pantalla a diversas tareas y pasar de una a otra sin necesidad de minimizar y maximizar ventanas.

Y a la hora de jugar los sistemas multipantalla nos permiten aumentar la resolución de nuestros juegos; hasta resoluciones superiores a 4K que por ahora son un sueño. Claro, que usar varias pantallas tiene sus inconvenientes; no sólo el precio, sino que el bisel de las pantallas provoca que haya una línea negra en la imagen.

Razer consigue nuestra atención con el primer portátil con tres pantallas

razer-project-valerie-1

Por su propia definición, un sistema multipantalla es lo contrario de “portátil”; una pena, porque justo en este formato pequeño muchas veces echamos en falta una segunda pantalla.

En Razer han tenido la misma idea; la diferencia es que han decidido hacerla realidad. Este portátil con tres pantallas se llama Project Valerie; y como su nombre indica por ahora es sólo un prototipo cuya puesta en venta no está garantizada.

Si alguien en Razer nos está leyendo: tiraos a la piscina. Sacad este portátil a la venta, porque es seguro que muchísima gente ha deseado alguna vez más pantallas en un portátil.

razer-project-valerie-4

Lo malo, y probablemente el motivo por el que este producto no se vende aún, es el coste; para unir las tres pantallas de 17 pulgadas han tenido que crear un mecanismo que permite deslizarlas cuando abrimos el portátil.

Cuatro pantallas de resolución 4K, qué mas quieres

razer-project-valerie-3

Cada una de estas pantallas tiene una resolución 4K, por lo que cuando las abrimos tendremos una resolución de 11520 x 2160 píxeles; todas son compatibles 100% con Adobe RGB y con Nvidia G-Sync para evitar el efecto de pantalla partida.

razer-project-valerie-5

Como apunta Razer, es el mayor espacio de pantalla incluido en un ordenador. El sacrificio, si es que se le puede llamar así, es que el portátil tiene un grosor de 3,81 centímetros cerrado y pesa 5,4 kilogramos.

En cuanto al portátil en sí, no es mas que el mismo Blade Pro anunciado hace tres meses; por lo tanto, tiene un Intel Core i7-6700HQ CPU, 32GB de memoria RAM y una gráfica GTX 1080. Por muy potente que sea la gráfica, tendría difícil ejecutar juegos nuevos a esa insana resolución.

El Project Valerie definitivo probablemente contaría con al menos dos GPU y sería un dispositivo incluso más grueso y caro. Pero qué demonios, el mero hecho de que algo como esto exista ya haría nuestras vidas más felices.