Apple presentó la semana pasada los iPhone 13, Apple Watch Series 7 así como el iPad de novena generación y el iPad mini. De todos los nuevos dispositivos presentados es el iPad mini el que mayor evolución tiene con respecto a la generación anterior. Se pone a la venta este viernes en España y en EL ESPAÑOL - Omicrono ya lo hemos probado. 

Noticias relacionadas

El nuevo iPad mini (549 euros) se ha renovado por dentro y por fuera. Apple ha dado un completo lavado de cara a la sexta generación de su tableta de menor tamaño con un rediseño exterior que recuerda al iPad Pro y al iPad Air y una potencia interna muy superior al mini de quinta generación lanzado en 2019. 

Esta potencia da verdadero sentido al iPad mini para convertirlo en una herramienta de productividad en el bolsillo. Es un dispositivo de un perfil diferente al que se puede tener en cualquiera del resto de tabletas de la marca. ¿Merece la pena? hemos pasado los últimos días con él para comprobar de primera mano el rendimiento y potencial del nuevo dispositivo.

Un diseño renovado

Lo primero que llama la atención del nuevo iPad mini es su diseño, y sus dimensiones. Apple ha llevado el diseño industrial característico de los iPad Air o Pro (y que también se encuentra en sus teléfonos desde el año pasado) al modelo más pequeño, el iPad mini. Apostar por estas líneas rectas, con bordes marcados y más superficie de pantalla mejora la experiencia del usuario que puede ver en este tablet el eslabón entre los iPhone y los iPad. 

Su mayor virtud es haber ganado tamaño de pantalla manteniendo sin sacrificar el tamaño. Pasa así de las 7,9 pulgadas de la generación anterior a las 8,3 pulgadas actuales. Un cambio que también se nota en la calidad del panel, que ahora es Liquid Retina (la misma que el iPad Air) lo que le da una resolución mayor y le hace compatible con el Apple Pencil de segunda generación. 

El diseño que permite esta nueva pantalla de mayor tamaño en el mismo espacio, lo es todo. Es algo más compacto y grueso que la generación anterior (0,78 cm menos de alto y 11 gramos menos) pero ahora los bordes son rectos, lo que permite sujetarlo mejor con una mano, con lo que se hace más fácil y cómodo el poder sacarlo en el transporte público o llevarlo por la calle. Lugares donde no sacaríamos un iPad más grande pero donde el iPad mini adquiere verdadero valor.

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

Al tener una pantalla con los bordes reducidos el iPad mini pierde el botón Home que integraba el lector de huellas Touch ID. Sin embargo, como sucede en el iPad Air, Apple lo ha integrado en el botón de encendido con lo que queda a mano del pulgar o el índice, en función de cómo tengamos sujetada la tablet. 

El bordes rectos del chasis de aluminio reciclado se encuentra tanto un sistema magnético en el lado derecho para imantar (y cargar) el Apple Pencil, así como una doble disposición de altavoces arriba y abajo que dan una sensación de inmersión total en el contenido. Cuenta además con conectividad USB-C con transferencia de hasta 5 Gbps pensando en poder conectar un disco duro o una cámara profesional.

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

Eso sí, cabe tener en cuenta que pese a contar con un diseño similar al de los iPad Pro y Air el iPad mini no tiene un Magic Keyboard compatible, es decir no se puede transformar rápidamente en una verdadera alternativa a un portátil. Está más pensado para ser un sustituto del uso que le daríamos a un bloc de notas hipervitaminado. De ahí que apueste fuertemente por la integración del Apple Pencil de segunda generación junto a la funda Smart Folio. 

Potencia

Si grande ha sido la renovación por fuera, mayor es el salto por dentro. El nuevo iPad mini integra el nuevo chip A15 Bionic de Apple, un avance en rendimiento bestial con respecto a la generación anterior ya que su CPU tiene ahora un rendimiento un 40% superior y la gestión gráfica es un 80% más rápida. Es un cambio de paradigma en lo que podemos hacer ahora con respecto al modelo de 2019. 

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

El A15 es el mismo chip que lleva en su interior la nueva familia de iPhone 13 y es la evolución del A14 Bionic que monta el iPad Air lanzado el año pasado. Ahora el iPad mini no sólo es una tableta muy potente, sino que el chip permite realizar nuevas funciones, con mejor rendimiento y una eficiencia para seguir teniendo la duración de batería que caracteriza a este modelo. 

El chip cuenta con un nuevo diseño de seis núcleos con dos de ellos dedicados para abordar tareas más pesadas y el resto -de alta eficiencia- para las tareas diarias. De este modo el con el iPad mini se puede editar vídeos o fotografías así jugar a videojuegos sin problemas y con un alto rendimiento. Para esto es clave también el nuevo motor gráfico que hace que al experiencia sea realmente fluida y permita al usuario moverse en aplicaciones pesadas con fluidez y sensación de ligereza.

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

El nuevo procesador también integra un motor neuronal de 16 núcleos que impulsa en las tareas pesadas y aplica el aprendizaje automático a las cargas de trabajo para aligerar la gesión y el rendimiento en los flujos de trabajo. Esto se traduce en hacer fácil lo difícil. 

Por ejemplo, esta tecnología permite ayudar a identificar escenas identificando así qué es lo importante, reconoce la escritura a mano, los comandos de voz o funciones más avanzadas como identificar y segmentar personas y objetos en vídeo para hacer la edición más sencilla. 

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

El otro gran punto a favor del A15 Bionic es su eficiencia ya que el iPad mini es mucho más capaz y potente pero sin sacrificar batería con respecto a su antecesor, algo clave para las tabletas de menor tamaño. En concreto, podremos tener una autonomía de unas 10 horas de uso sin problema. 

Esta cámara te sigue

Con la explosión del teletrabajo las videollamadas se han convertido en parte fundamental de nuestro día a día. Apple lo sabe y ha actuado en consecuencia, también en el iPad mini. El nuevo tablet incorpora una cámara ultra gran angular en la parte frontal de 12 megapíxeles con la tecnología Encuadre Centrado que introdujo en el iPad Pro presentado en abril.

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

Esta cámara se combina con el A15 Bionic para ser capaz de identificar a quienes aparecen en el plano para reencuadrar la imagen y que siempre salgan centrados. De este modo, el usuario puede moverse libremente por una habitación sin necesidad de mover la tablet ya que la cámara le seguirá abriendo o cerrando el plano en aplicaciones de videollamadas como FaceTime o Zoom. 

La cámara trasera por su parte también ha mejorado. Ahora tenemos una lente gran angular de 12 megapíxeles que toma fotos con la tecnología HDR Inteligente y modos como cámara lenta, panorama, ráfaga o time lapse y flash True Tone, especialmente útil para el escaneo de documentos. Sin embargo, es especialmente útil para grabar contenido en 4K. Una forma de poder grabar y editar vídeo directamente en el iPad mini que será especialmente útil para los creadores de contenido o quienes quieran dar clases por internet.

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

Y es que el iPad mini no sólo cuenta con conexión USB-C para conectarse a otros dispositivos, sino que está pensado para ser completamente autónomo en las labores pesadas. Dispone de conexión WiFi 6 (hasta 1.2 Gbps) así como la posibilidad de conectarse a 5G, ya sea con una nanoSIM o una eSIM.

¿Me lo compro?

El iPad mini (desde 549 euros) es un portento de potencia en un tamaño reducido. Se puede tener una de las mejores experiencias del mercado en cuanto a una tablet se refiere en un tamaño de bolsillo. Esa es su gran virtud y su gran handicap a la hora de comprar. Sus 8,3 pulgadas se enfocan hacia la ultra movilidad máxima y son perfectas para el que quiera tener un dispositivo mayor que un móvil pero sin dar un salto excesivo.

iPad mini Javier Carbajal Omicrono

El iPad mini es ideal por ejemplo para personas que tienen grandes trayectos en transporte público a diario o valoran el trabajar y consumir contenido a una mano. Es una auténtica gozada hacerlo y 100% eficaz y eficiente. Es el dispositivo perfecto para tomar notas, ver contenido y leer, sin olvidar que con él podremos ir un paso más allá y realizar montajes y ediciones profesionales o jugar a videojuegos.

Sin embargo, el tamaño se puede quedar corto para quien busque una tablet que pueda sustituir a su portátil, y usarlo más a menudo en un escritorio. Ahí la apuesta de Apple es clara: el iPad Air.

En suma, el iPad mini llega para reforzar el catálogo de tablets de Apple con una opción versátil, potente y en un tamaño muy compacto. Un as en la manga para quienes quieren llevar una tableta potente con mayor productividad que su teléfono a cualquier parte.