Fin de semana de novedades de Apple en España. La compañía ha abierto las reservas este viernes del iPhone 12 y 12 mini en color púrpura así como de los AirTag, uno de sus dispositivos más esperados y que se dieron a conocer en la conferencia Spring Loaded celebrada esta semana. 

Noticias relacionadas

Los AirTag vienen para expandir el ecosistema de Buscar (Find my), la aplicación de la compañía que permite geolocalizar e interactuar con los dispositivos de Apple que hayamos perdido. Sin embargo, la novedad reside en que este nuevo producto está pensado para vincularlos con objetos cotidianos. Es decir, hacerlos inteligentes y saber así dónde lo hemos perdido.

La plataforma Buscar se amplió recientemente con la apertura a fabricantes de terceros, pero ahora es Apple la que trae al mercado su propuesta para tener siempre ubicadas nuestras llaves, cartera o mochila. Cada AirTag cuesta 35 euros o bien 119 euros en un pack de 4 unidades. Se pueden personalizar con grabados gratuitamente (especialmente útil si compramos varios para diferenciarlos) y se complementan con accesorios como llaveros, correas o colgantes. ¿Merecen la pena? Lo hemos estado usando durante un día antes de que se pongan a la venta y os contamos nuestra experiencia.

Qué es un AirTag

El concepto del AirTag es sencillo. Se trata de una pequeña baliza inteligente que manda una señal por Bluetooth que es detectada por dispositivos cercanos. El concepto no es nuevo. Lo hemos visto ya en otras alternativas como Tile o Samsung, sin embargo, sin embargo Apple cuenta con dos grandes alicientes frente al resto de la competencia: el ecosistema y la red de dispositivos que tiene repartidos por todo el mundo así como su sistema de privacidad.

AirTag. Chema Flores Omicrono

Los millones de iPhone, iPad o Macs de todo el mundo sirven como punto de conexión con cualquier AirTag. Es decir, la baliza que podemos llevar en el llavero o en el bolso detecta los dispositivos para ubicarse en el mapa que tenemos disponible en Buscar. Si perdemos nuestras llaves en plena calle, y un usuario con un iPhone pasa cerca, la plataforma lo ubicará y sabremos dónde se encuentra. 

Lo cierto es que no sólo se sirve de los dispositivos de Apple para ayudarnos a localizar lo que no encontramos. Si activamos el Modo Perdido, cuando un dispositivo de la red de Apple lo detecta nos mandará un aviso, sin embargo, también permite que cualquier móvil Android con tecnología NFC pueda escanear el AirTag para que aparezca en el móvil un aviso sobre cómo contactar con el dueño del objeto perdido. 

AirTag.

Este mensaje se ha de configurar previamente ya que Apple no cede ningún tipo de dato salvo autorización expresa del usuario. Y es que el otro gran reclamo frente a otros rivales es la privacidad. Los datos están cifrados, no se almacenan y no se genera un historial de localización que permita, por ejemplo, trazar una rutina. 

Los dispositivos de Apple pueden detectar señales de Bluetooth de un AirTag perdido y transmitir la ubicación a su propietario, pero todo se hace en segundo plano de forma anónima y privada. 

¿Cómo funciona?

El funcionamiento es extremadamente sencillo. Al sacarlo de la caja habrá que desprecintarlo y en ese momento escucharemos un pitido, señal de que la pila de botón que alberga en su interior ha hecho contacto. Al igual que sucede con los AirPods o el HomePod, bastará con acercarlo al iPhone para empezar con el proceso de emparejamiento. 

Tras aparecer el icono del AirTag nos dejará ponerle nombre. Comprobará la información de contacto que tenemos, para que sea correcta, y a continuación nos explicará cómo funciona: cuando esté cerca una flecha verde (Búsqueda de precisión) indica su ubicación exacta, podremos reproducir sonido, así como tendremos indicaciones en Mapas para llegar a él.

AirTag Chema Flores Omicrono

En la aplicación Buscar, tendremos un nuevo apartado más allá de dispositivos: objetos. Ahí podremos ver un listado de los AirTag que tengamos vinculados y dónde están. Será desde ahí donde podremos ponerlo en Modo Perdido para que nos notifique la ubicación, bloquearlo para que quede vinculado a nosotros y escribir el mensaje con las instrucciones en caso de que alguien lo encuentre y lo escanee. 

Desde la aplicación tendremos la función Búsqueda de Precisión, una de las funciones más llamativas de los AirTag y que permite usar el iPhone de brújula para saber la posición exacta del objeto a localizar. Con una flecha y una vibración nos irá guiando por la estancia hasta dar con el AirTag. Eso sí, esta opción es exclusiva de los teléfonos iPhone 11 y iPhone 12 en todas sus variantes, ya que son los modelos de la compañía que integran el chip U1 en su interior. 

Búsqueda de precisión. Chema Flores Omicrono

Otra de las opciones para localizar los AirTag es usar a Siri. Podemos preguntarle al HomePod un simple "dónde están las llaves" y la baliza que tengamos en el llavero comenzará a emitir un sonido.

Aunque los AirTag están ideados para ser localizados siempre, no están pensados para rastrear a personas. Con la idea de evitar malos usos, como por ejemplo que se meta en la mochila de otra persona y saber así dónde vive, el dispositivo está diseñado para evitar el rastreo no deseado. Así pues, si entre nuestras cosas tenemos el AirTag de otra persona el iPhone se dará cuenta y nos enviará una alerta. Si no lo encontramos, pasado un rato empezará a emitir un sonido para que lo localicemos. 

Eso sí, ir junto al AirTag de otro dueño durante mucho tiempo tampoco implica que nos vaya a ir avisando todo el rato de que estamos junto a una baliza de este tipo. Y es que ese aviso se anula si el AirTag detecta que su iPhone con el que está vinculado está cerca, algo fundamental si vamos de viaje o en el metro. 

Diseño

Dos AirTag entre AirPods Pro y Magic Mouse. Chema Flores Omicrono

Otra de las diferencias del AirTag con respecto a la competencia es el diseño. Es muy Apple, en todos los sentidos. Se nota premium, bien terminado y es lo que podríamos esperar de un dispositivo de este tipo si miramos otras creaciones de la compañía como los AirPods o el Magic Mouse. Salta a la vista que lleva su sello. 

Con unas dimensiones de 3,19 cm de diámetro, un grosor de 0,8 cm y un peso de 11 gramos, recuerda a una ficha de Go. Se puede personalizar con grabados a la hora de comprarlo y cuenta con una certificación IP67, con lo que se puede sumergir hasta en 1 metro de agua durante 30 minutos).

El AirTag abierto.

Aunque tiene un pequeñísimo altavoz (que es inapreciable) y está conectado constantemente con el resto de dispositivos. La batería es de larga duración gracias a un proceso ultraeficiente. Se estima que dura más del año, aún así, cuenta con una pila de botón CR2032 fácilmente reemplazable.

Quizá lo más llamativo del diseño es su forma única redondeada. Por sí misma es menos versátil que otras alternativas que permiten anillarse directamente, pegarse sobre superficies o sustituir a un par de tarjetas de crédito. De este modo, si lo que queremos es llevarlo en la cartera lo mejor será hacerlo en el monedero. 

AirTag Chema Flores Omicrono

Para darle esa versatilidad que no tiene por sí mismo, Apple ha lanzado una serie de accesorios que acompañan al AirTag. Tenemos desde un protector con llavero de Belkin por 13,95 euros a una etiqueta para equipaje de Hermès de 449 euros. En nuestro caso hemos probado las dos variedades de correa de la compañía (35 y 45 euros) y el llavero de piel (39 euros), ambos son agradables y aquí Apple tiene un camino para dar mayores opciones de uso al AirTag. 

¿Me lo compro?

Los AirTag siguen el mismo planteamiento que los AirPods, hay otros dispositivos en el mercado, pero no hay ninguno que funcione mejor en el ecosistema Apple ni lo aproveche mejor. Están bien diseñados, con una terminación cuidada y permite exprimir todas las posibilidades del entorno de la compañía al extremo. 

AirTag y iPhone 12 púrpura. Chema Flores Omicrono

Por contra, la gran barrera es su precio. Los 49 euros que hay que invertir para tener un llavero con un AirTag puede echar atrás a algunos usuarios sin saber bien hasta qué punto pueden sacar rendimiento al último dispositivo de Apple. Lo cierto, es que una vez que te acostumbras al uso es difícil renunciar a él y lo único que deseas es tener más AirTag y de formas más variadas para llevarlos al mayor número de objetos posible. 

También le puede interesar...