Uno de los grandes problemas de tener televisores cada vez más delgados en el mercado es el sonido. El complemento ideal es una barra de sonido, pero en ocasiones la falta de espacio hace que las opciones a elegir no siempre sean las mejores. Ahora, ha llegado a España la 5.0 MultiBeam de JBL, que aspira a llenar el salón en un pequeño espacio.

Noticias relacionadas

La propuesta de JBL en este sentido es sencilla. Una barra de sonido que es atractiva, simple y relativamente compacta, pero sin comprometer el audio por el camino. Ya que es habitual que cuando los tamaños se miniaturizan, la calidad de sonido sea involuntariamente sacrificada.

El equipo no es barato, ya que con los 399 euros  por los que llega al mercado aspira a competir directamente contra pesos pesados como la Sonos Beam, la hermana pequeña de la Sonos Arc, una de las grandes referencias del sector en cuanto a sonido en el hogar se refiere. ¿Estará a la altura, vamos a comprobarlo?

Simple pero funcional

Barra de sonido de JBL. Manuel Fernández Omicrono

Una de las principales características que podemos resaltar sobre esta barra de sonido es a la vez un defecto y una ventaja: su diseño es, quizás, demasiado simple. Nos alejamos de algunas florituras que otras barras de sonido tienen en su cuerpo; estamos ante un cuerpo de plástico, sin demasiadas aspiraciones estéticas, y con unos altavoces que rodean tanto el cuerpo como la parte superior.

¿Es esto bueno o malo? Depende. Si el factor del diseño es importante para ti, quizás otras barras de sonido de otros fabricantes puedan satisfacerte más, ya que esta no ofrece más que una estética correcta. Por otra parte, se centra única y exclusivamente en la funcionalidad. En lo importante. Tanto es así, que el único elemento disruptor del diseño es una pequeña pantalla lateral que nos servirá para navegar e interactuar con ella.

Es compacta pero simple a su manera. Manuel Fernández Omicrono

La fortaleza del diseño es su tamaño: prácticamente cabe en cualquier sitio. Sus medidas son de 709 x 58 x 101 milímetros y pesa casi 3 kilos, permitiéndonos anclarla en la pared o situarla en cualquier mueble. De hecho, hemos probado con varios televisores y su formato relativamente reducido permitirá al usuario no tener problemas con las patas del televisor en caso de que éste no esté colgado en la pared.

En definitiva, quizás no será la barra ideal para todas las decoraciones, pero sí hará las delicias de todos aquellos que quieran una barra de sonido que no exceda de tamaño y se escuche bien.

Completa y con calidad

Su estética es simple pero agradable. Manuel Fernández Omicrono

Pero esta barra de sonido no está para verla, sino para escucharla. Y es que JBL ha querido que esta Bar 5.0 MultiBeam nos brinde una experiencia ciertamente inmersiva, y para ello ha dotado a este dispositivo de prácticamente todos los beneficios que podríamos esperar de una barra de 400 euros.

En lo que se refiere a conectividad, vamos sobrados; tenemos compatibilidad con Dolby Atmos y sonido envolvente MultiBeam, Chromecast integrado para enviar sonido directamente a la barra mediante Bluetooth 4.2 o WiFi, así como AirPlay 2 de Apple y Alexa Multi-Room-Music para usarla como dispositivo principal junto a altavoces Amazon Echo.

En cuanto a conexiones, disfrutamos de conexión Ethernet, conexión óptica, un USB tipo A con carga rápida de 5V y dos puertos HDMI, uno de entrada y otro de salida compatible con TV ARC y TV eARC. Esta es la conexión que, bajo nuestras pruebas, es la que mejores resultados nos ha dado, por lo que recomendamos su uso.

Controles superiores de la barra. Manuel Fernández Omicrono

La frecuencia de respuesta de esta barra es de 50 Hz a 20 KHz, y tiene una potencia máxima de 250W. La conforman 5 altavoces de 50 W con 5 drivers ovalados de 40 x 80 milímetros junto a 4 radiadores pasivos. Para enfatizar los graves, no necesitamos de un subwoofer dedicado, gracias a su función de sonido envolvente en 3D.

Antes de hablar de la experiencia auditiva, hemos de aplaudir la accesibilidad de esta barra. Es sencillísima de instalar, sencillísima de conectar a nuestros dispositivos y sencillísima de manejar gracias a su mando. Es apta para todos los hogares y todos los equipos, y ningún usuario tendrá limitación alguna a la hora de usarla.

Mando de la barra. Manuel Fernández Omicrono

Sobre el audio, tenemos resultados muy positivos. La barra de sonido tiene un comportamiento excelente; las frecuencias altas son nítidas y claras, las frecuencias medias están bien niveladas y, tal y como promete el fabricante, los bajos están presentes y se notan. El efecto de inmersión que promete la tecnología 3D de este aparato consigue lo que se propone, aunque con ciertos matices.

Si bien es cierto que en general las frecuencias de audio están bien niveladas, a altos volúmenes creemos que aunque los bajos no desaparecen, sí que notamos que no tienen toda la potencia que podríamos esperar. No es nada en absoluto dramático; para contenido multimedia como cine, series y demás esta barra cumple las expectativas, con un buen rendimiento que sabrá mantener el cuerpo incluso cuando hay mucha acción o muchos sonidos actuando a la vez.

Con la pantalla podremos navegar por la barra. Manuel Fernández Omicrono

Sin embargo, en nuestras pruebas con música dedicada a mucho bajo, hemos notado que la Bar 5.0 queda un poco atrás. Es imperceptible para el usuario medio, pero cualquier oído entrenado verá que, como mínimo, le falta dar un pequeño paso en esa dirección. Algo que probablemente JBL revise y solucione con vistas a futuras actualizaciones.

Por el resto, el efecto de inmersión es suficiente y consigue lo que se propone, especialmente para contenido que no se dedique única y exclusivamente al musical. Destacar también el control, sencillo y eficaz gracias a su sencillo mando y a los controles superiores de la barra, que incluyen botones de control multimedia así como botones de apagado y encendido.

En general, creemos que esta barra está equipada con todo lo necesario y que no decepcionará a la mayoría de usuarios que la instale bajo su televisor en busca de aumentar varios niveles la calidad de audio de su centro multimedia. Bajo su sencillo diseño esconde un hardware funcional, que sabrá satisfacer a casi todo el mundo que busque un dispositivo de estas características y este precio.

También te puede interesar...