Si bien no están presentes en España, hay muchos proyectos bastante 'peculiares' para la Luna; desde conexión 4G hasta robots avatares pasando... ¡incluso por un váter!. Pero quizás uno de los más alocados (e inesperados) es el que está preparando el diseñador de McLaren P1 Frank Stephenson: organizar una carrera de coches de control remoto sobre la Luna.

Noticias relacionadas

Y no, no es una broma. Tanto es así que el proyecto ya está orquestándose y preparándose para su ejecución en octubre del año 2021. El proyecto Moon Mark pondrá sobre la superficie lunar coches manejados por control remoto para organizar una carrera, tal y como podemos leer en New Atlas.

Estos coches especiales estarán controlados por equipos de estudiantes de secundaria seleccionados de Estados Unidos que lucharán en una competición. Y la selección de los equipos también es interesante, ya que estos tendrán que superar varias pruebas para ganar la oportunidad de competir en la Luna.

Coches a control remoto en la Luna

Los coches serán enviados en la cápsula que vemos en el vídeo sobre estas líneas, en el módulo de aterrizaje Nova-C de Intuitive Machines. Este se enviará en la parte superior de un cohete de SpaceX Falcon 9. Este será, según Moon Mark, "el primer módulo de aterrizaje lunar desarrollado íntegramente por una empresa privada". Su tarea, además de llevar los coches, será de analizar el terreno en el que aterrizarán, el cual será el Oceanus Procellarum, cerca del valle de Schröter.

Cada coche pesará unos 2.5 kilogramos y el mecanismo de despliegue unos 3, y el peso total del 'paquete" será de unos 8 kilogramos. Para que nos hagamos una idea de la envergadura del proyecto, hemos de recordar que por ejemplo la empresa Astrobotic cotiza a 1.2 millones de dólares por kilo para colocar objetos en sus módulos de aterrizaje Peregrine.

Este proyecto, apodado como 'Mission 1', incluirá hasta seis equipos de estudiantes de secundaria en Estados Unidos seleccionados previamente. Estos participarán en una competición previa que incluirá "carreras de coches autónomos y drones, eSports e incluso un concurso de emprendimiento de comercialización espacial". Los dos mejores equipos ganarán la oportunidad de luchar en esta especial carrera.

No será la única misión

Coches en la luna. Moon Mark Omicrono

Ambos coches tendrán la misma arquitectura e incluirán una transmisión eléctrica por batería. Moon Mark, por otra parte, se ha asociado con Lunar Outpost de Colorado, que tomará su Plataforma de prospección autónoma móvil (MAPP) y adaptará algunas de sus capacidades para crear la plataforma de carreras idónea. Esto provocará que la velocidad de los coches sea de aproximadamente 0.36 kilómetros por hora. Parte del desafío para los dos equipos será diseñar la carrocería que sin duda influirá en la carrera, especialmente con un escenario tan peculiar.

Este es uno de los seis intentos de aterrizaje adicionales planeados para el año que viene. Desde luego el equipo de Moon Mark tiene tiempo hasta el año que viene, pero no es ni mucho menos una misión barata y sencilla de realizar. La pregunta es si esta curiosísima misión servirá como punta de lanza para muchas otras de índole similar.