Saltaba en España la noticia a principios del año 2020: Sonos demandaba a Google por supuestamente robarle tecnología de sus altavoces inteligentes. Además de la demanda, Sonos acusaba directamente a Amazon de las mismas prácticas sin llegar a juicios con la firma de Jeff Bezos. Ahora, se repite la historia. 

Noticias relacionadas

Sonos ha vuelto a demandar a Google, otra vez basándose en unas patentes. Según la empresa, Google habría estado infringiendo hasta cinco patentes de audio inalámbrico en toda la línea de productos Nest y Chromecast. Una medida que se produce poco antes del evento de hardware de otoño de Google.

En dicho evento Google pretende mostrar un nuevo altavoz inteligente y un nuevo Chromecast con Android TV así como nuevos productos de la gama Nest, que precisamente, son los afectados por estas patentes según Sonos.

Sonos acusa a Google

Sonos presentó sus primeras demandas de patentes en enero en un tribunal federal de California y ante la Comisión de Comercio Internacional. El caso ha quedado en suspenso mientras el organismo decide si bloquear los productos supuestamente infractores de Google en el mercado. El nuevo caso, esta vez, se presenta solo en el tribunal federal del Distrito Occidental de Texas.

Chromecast de tercera generación.

Eddie Lazarus, director legal de Sonos, explica que han mostrado gráficos de reclamos sobre 100 patentes que, según la firma, Google estaría infringiendo. Todo eso ha sido "en vano", según Lazarus. José Castañeda, portavoz de Google, ha dicho por su parete que las declaraciones de Sonos son "engañlosas" y defienden la independencia de sus productos. Además, afirman que se defenderán legalmente.

Lazarus estima que este caso tardará dos años en resolverse y por ello fueron a Texas para acortar este proceso. No es por nada, ya que Sonos asegura que esta infracción es muy grande.

Patentes infringidas

Logo de Google.

Las primeras patentes cubrieron los fundamentos de los sistemas de audio inalámbrico: configuración, reproducción sincronizada y creación de sonidos estéreos. Sonos confía en que este proceso sea fructífero; anteriormente ya había demandado a Denon por infringir estas mismas patentes y ganó el caso. Las de este caso son especialmente recientes.

Las patentes que Sonos pone sobre la mesa ahora se relacionan con funciones más modernas y propias de los sistemas de altavoces inalámbricos; controlar la música en streaming desde un dispositivo secundario, el ecualizador automático de altavoces, la gestión de grupos de altavoces y preajustes sobre zonas y escenas. Todas estas patentes se refieren a los conceptos básicos del control de estos altavoces, que les da el nombre de "inteligentes".

De hecho, Lazarus no está preocupado porque Google se defienda. Creen que ganarán, y que "la mayoría de los agentes involucrados en el audio doméstico inalámbrico infringen nuestras patentes de una forma u otra. Nos adelantábamos a nuestro tiempo. Estas tecnologías no eran comunes cuando Sonos las diseñó".