Se confirma lo que muchos esperábamos: el CES 2021 será completamente virtual. Se desmienten así las últimas informaciones que hablaban de un CES 2021 presencial en un hipotético escenario de mejora del coronavirus. Dado que los rebrotes y la pandemia no han remitido ni mucho menos, la organización del CES ha decidido que su próxima edición será virtual.

Noticias relacionadas

Esto se considera un antes y un después en la historia del evento, que hasta ahora era presencial. Por motivos obvios, la presencia de importantes aglomeraciones de personas está prohibida, lo que provocará la adopción de un nuevo formato que muchos fabricantes se han visto obligados a adoptar (entre ellos, Apple).

Como consecuencia, la forma en la que se conciben esta clase de eventos (como el fallido Mobile World Congress) podría terminar para siempre, dando paso a una serie de conferencias virtuales con las ventajas (y desventajas) que eso conlleva.

El CES 2021 será virtual

Así lo ha confirmado la organizadora desde la cuenta de Twitter del CES. El CES, que tendrá lugar entre los días 6 y 9 de enero del 2021 será un evento "totalmente digital" que buscará conectar "consumidores, líderes del sector y prensa de todo el mundo". El nuevo formato, aseguran desde el CES, permitirá a los participantes "observar tecnologías innovadoras y lanzamientos de productos de última generación".

El motivo no es un misterio: el coronavirus. Las cuestiones de privacidad que deja el COVID-19 hacen que sea imposible reunir a cientos de personas en Las Vegas según ha afirmado el presidente y CEO de la CTA, Gary Saphiro. De hecho, el tono positivista llega a afirmar que esta pandemia ayudará a "reimaginar el CES 2021".

La CTA afirma que su principal prioridad es la salud y la seguridad, y por ello se ha tomado esta decisión. La primera semana de enero será la elegida para realizar el evento, que como no, podremos seguir todos los amantes de la tecnología desde la seguridad de nuestra casa.

El principio de una era

Por la pandemia del COVID-19, multitud de firmas se han visto obligadas a realizar sus eventos de forma virtual. Incluso Apple, que había conseguido convertir sus conferencias más técnicas en espectáculos de masas, tuvo que realizar la WWDC virtualmente. Y presumiblemente, lo mismo ocurrirá en septiembre, cuando se anuncien los iPhone 12.

Que el CES se realice de forma virtual podría provocar que otros muchos sectores adopten este nuevo formato, y se abandone definitivamente el presencial. Esto es algo que está aún por descubrir, pero lo cierto es que a nivel organizativo esta clase de conferencias virtuales son más fáciles de realizar y de preveer, lo que facilita las cosas especialmente en unos momentos como estos.