Las teorías de la conspiración en torno al coronavirus no paran de sucederse, en una sociedad en la que la desinformación campa a sus anchas. Y algunas de estas teorías han provocado destrozos muy graves, como la quema de torres 5G por la creencia de que estas esparcen el coronavirus.

Noticias relacionadas

Twitter se está hartando de esto, como es lógico. La red social tomará medidas tal y como ha estado haciendo últimamente WhatsApp, y su último paso consiste en acabar con los tweets que participen "en actividades nocivas", mencionando directamente la teoría conspirativa de las torres 5G.

Los problemas en torno a esta teoría han llegado a tal punto que Twitter se ha visto obligada a actuar, y eliminará (al menos en teoría) todo tweet que intente alentar esta teoría conspirativa en su red social.

A Twitter se le agota la paciencia

"Hemos ampliado nuestra vilgilancia sobre peticiones no verificadas que incitan a las personas a participar en actividades dañinas, que podrían conducir a la destrucción o daño de infraestructuras críticas del 5G, o que podrían provocar el pánico generalizado, disturbios sociales o trastornos a gran escala", reza el tweet que lanzó Twitter el martes.

La última actualización sobre estos cambios ahora incluye mensajes como "el 5G causa el coronavirus" o "destruye las torres móviles de tu vecindario" (porque sí, hay muchos de estos últimos). Por supuesto no se olvidan de tweets incendiarios que buscan generar disturbios, como los que aseguran que habrá escasez de alimentos o que, en esencia, vamos a morir todos.

En Reino Unido se produjeron un total de hasta 50 incidentes consistentes en ataques a torres de telecomunicaciones de 5G. Además de las torres, trabajadores y técnicos de la industria también han sido increpados, recibiendo insultos y amenazas bajo las consignas de estas teorías conspirativas. Parte de esta paranoia colectiva radica en la desinformación, el desconocimiento de la tecnología 5G y la xenofobia relacionada con la expansión del coronavirus en China.

Sin duda el mayor detonante para estas teorías ha sido el clamor de varias caras conocidas de Reino Unido que han dado pábulo a estas teorías; famosos como John Cusack o Amanda Holden han estado esparciendo desinformación alrededor de estos rumores, lo que tampoco ayuda a que las redes combatan este tipo de afirmaciones.

Esta no es la primera ni será la última medida que tome Twitter al respecto. En las últimas semanas ha prometido mano dura contra esta clase de tweets, como los que nieguen a los expertos.