Los factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un teléfono son tan diversos como las personas. La calidad de las cámaras, el tamaño de pantalla, la batería o el sistema operativo son determinantes a la hora de decidir en qué gastar nuestro dinero.

Noticias relacionadas

Para alguien que está al tanto del mercado smartphones y sigue la actualidad de los lanzamientos es más o menos sencillo seguir la evolución de las marcas y tener una idea más pormenorizada de lo que se cuece en el mundo tecnológico. Sin embargo, si no seguimos al minuto todas las novedades del sector, lo más es que busquemos un teléfono con la mejor relación entre calidad y precio que se ajuste a todas nuestras necesidades.

Tradicionalmente la familia Lite del P20 y P30 ha rendido muy bien para Huawei. Eran teléfonos completos, que rendían bien en todos los aspectos y se ajustaban bien al precio más popular en España, la barrera de los 300 €. Ahora, Huawei tiene que enfrentarse a un gran problema con su nuevo P40 Lite: la imposibilidad de utilizar las aplicaciones y servicios de Google. Y es que, aunque continua desarrollando un sistema operativo independiente basado en sus propios servicios, venir sin las aplicaciones del gigante de Mountain View puede ser un problema para los usuarios menos experimentados. 

Sin Google no hay paraíso

La dependencia absoluta que tenemos los usuarios de Android de las Google apps  hace que sea imposible seguir con nuestro statu quo si las dejamos atrás. Como antiguo poseedor de un Windows Phone viví en mis propias carnes la dura vida del que permanece estoico a cualquier cosa que provenga de la gran G.

Huawei P40 Lite Izan González

Tras el veto de EEUU y hasta el Huawei P40 Lite, el último en llegar a la familia, la marca había lanzando dos tipos de dispositivos: dos gamas altas nuevos y varios gamas medias provenientes de calcos de otros dispositivos ya certificados que pueden utilizar los servicios de Google.

Los equipos premium venían representados por el Huawei Mate XS y un Huawei Mate 30 Pro difícil de recomendar pero que podía salvarse al ser un equipo de gama muy alta enfocado al público más especializado al que nos hemos referido antes. Un segmento de población al que no le importa 'enfangarse' e investigar cómo poder tener las aplicaciones de Google en su dispositivo.

El teléfono del pueblo

Con el P40 Lite todo ha cambiado. Según la propia compañía, se trata del dispositivo con el que quieren llegar a todos los rincones de la sociedad. "Es nuestro verdadero gama alta", declararon en el evento de presentación.

Huawei P40 Lite Izan González

Huawei, como una de las empresas más grandes de telefonía en el mundo, debe tener todo un complejo sistema de departamentos que estudian hasta el más mínimo detalle a la hora de lanzar un nuevo producto. Esperamos que sepan explicar por qué el P40 Lite no tiene las aplicaciones de Google y qué conlleva. Si no lo consiguen, algunos clientes pueden sentirse decepcionados cuando abran la caja y no se encuentren con Google Maps, Gmail o la Play Store.

Como buen gama media de 299 euros -con especificaciones excelentes, todo hay que decirlo- el público objetivo es un grueso de la población que no está familiarizado con los últimos movimientos de la industria y que tampoco está dispuesto a perder más tiempo del necesario para configurar el nuevo teléfono. Lo más seguro es que ni sepa cómo saltarse la restricción de Trump para tener todos los servicios de Google.

Es cierto que los métodos cada vez se están simplificando más e instalar las apps de Google a día de hoy nada tiene que ver con el tutorial complejo que tuve que seguir cuando lo probé en noviembre. Y ni aun así conseguíamos tener todas las aplicaciones del mercado disponible. Por ejemplo, Netflix requiere de unas certificaciones específicas para poder instalarse y que ni el Mate 30 Pro ni el P40 Lite no tienen. O Snapchat, que si bien sí la podíamos descargar, nos era imposible iniciar sesión. Estos dos problemas seguían igual al probar de nuevo el Mate 30 Pro hace un mes.

Huawei Mate 30 Pro Álex Branco

Huawei se escuda en App Gallery, su particular tienda de aplicaciones, como sustituto de la Play Store de Google. En ella encontraremos un amplio catálogo de aplicaciones que se sirven de los servicios (localización, notificaciones...) desarrollados por la compañía para garantizar el funcionamiento. No están todas (a las de Google ni se las espera) aunque poco a poco van convenciendo a más desarrolladores. No sabemos la continuidad de la tienda de aplicaciones en el tiempo pero desde luego que el fabricante está poniendo todo su empeño.

El caso de China

En China todo funciona diferente y los servicios de Google, al estar vetados por el férreo control gubernamental, no son necesarios. La inmensa mayoría de la población usan servicios y aplicaciones 'de la tierra' a los que el gobierno da el visto bueno.

Esto les permite ser totalmente ajenos al panorama internacional donde Google es el maestro de ceremonias de cualquier dispositivo con Android. Básicamente gracias a esto y a los teléfonos de Huawei que todavía se encuentran en el mercado con los servicios de Google la compañía continúa teniendo un buen ritmo de ventas.

Presentación Huawei Mate XS Huawei

Lo mismo ocurre con el Huawei P30 Pro. El anterior gama alta sigue siendo uno de los mejores teléfonos un año después de su salida. Una cámara de primerísimo nivel, un rendimiento excepcional y toda la carta de aplicaciones y servicios son los ingredientes de uno de los smartphones más redondos de todos los tiempos.

Este 2020 es el año de fuego para Huawei que requiere de una profunda renovación de dispositivos -todos ellos sin rastro de Google- para seguir atrayendo a compradores más y menos avanzados. Veremos cómo lo consigue.