Google es especialista en copar los titulares de todo el mundo con sus colaboraciones cada vez más incipientes en el mundo de la medicina y la ciencia. Esta vez, lo ha vuelto a hacer; científicos de Google y del Janelia Research Campus en Virginia han publicado el mapa más grande de alta resolución de conectividad cerebral en un animal.

Noticias relacionadas

Ha compartido un modelo 3D que rastrea 20 millones de sinapsis que conectan unas 25.000 neuronas en el cerebro de una mosca de la fruta. El modelo es todo un logro en el campo de la conectómica, ya que usa ténicas de para mapear las vías físicas del cerebro. En esencia, este mapa del cerebro conocido como "conectoma" cubre aproximadamente un tercio del cerebro de la mosca de la fruta.

Este mapa en 3D el cuál podremos ver en vídeo producido por Google y el equipo de FlyEM en Janelia es todo un logro, que ha sido posible gracias al uso de procesos automatizados unidos a un trabajo humano harto laborioso.

Más de 2 años de trabajo

Pero, ¿cómo se creó este mapa? El primer paso fue cortar secciones del cerebro de la mosca de la fruta en trozos absolutamente minúsculos, de unas 20 micras de grosor. Esto es, aproximadamente, el tercio del ancho de un cabello humano, por lo que hablamos de un tamaño extremadamente reducido.

Después de esto, se toman imágenes de estos pedazos de cerebro bombardeándolas con corrientes de electrones desde un microscopio electrónico de barrido. Los resultados arrojan unos datos que comprenden unos 50 billones de píxeles 3D, o vóxeles, que son procesados con un algoritmo que reastrea las rutas de cada celula.

En este momento del proceso el papel de Google es crucial, ya que es más que sabida su experiencia en el campo de la Inteligencia Artificial. No obstante, incluso con Google en el proyecto, se necesitó mucho trabajo humano para verificar que el trabajo del algoritmo usado se llevara a cabo correctamente.

Según Google, los científicos de Janelia tardaron unos 2 años y cientos de miles de horas en "corregir" el mapa 3D que el algoritmo procesó, verificando la ruta de cada una de las 20 millones de sinapsis químicas. Para ello se usaron unas gafas de realidad virtual y un software de edición 3D personalizado para este proyecto.

Mapa del cerebro. Google / FlyEM

Por muy increíble que parezca, incluso después de todo este trabajo, este modelo quedó "incompleto". Es decir, no estamos ante un mapa completo del cerebro de la mosca de la fruta; este mapa cubre solo una parte. En total, el cerebro de este insecto contiene unas 100.000 neuronas, mientras que el cerebro humano tiene aproximadamente 86.000 millones. Por lo tanto, queda claro que estamos a años luz de conseguir crear un conectoma completo de nuestras propias vías neuronales.

Google y el equipo de FlyEM han hecho que los datos que recopilaron estén totalmente disponibles para que cualquiera pudiera verlos y descargarlos desde este enlace. Además, también se ha publicado un documento en el que se describe la metodología usada asegurando por el camino que publicarán más detalles sobre este proyecto.

Google y la salud

Sundar Pichai, CEO de Google. David Paul Morris. Getty Images

Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet, expresó en Davos este miércoles la importancia de que la empresa de Mountain View entrara en el sector de la salud. Aseguró que la atención médica ofrecerá en los próximos 5 o 10 años un tremendo potencial para usar IA que mejore los resultados. Prometió, además, que Google seguirá respetando la privacidad en estos casos.

No es la primera vez que Google se mete en proyectos importantes relacionados con la salud potenciándolos con su IA. A principios de año saltó la noticia que hablaba de cómo los algoritmos de Google podrían ayudar a la rápida detección del cáncer de mama.

Además, Google ha estado años desarrollando algoritmos de Inteligencia Artificial para analizar automáticamente imágenes hechas por resonancia magnética para identificar enfermedades, hacer predicciones para mejorar los resultados y por ende reducir los costes sanitarios.