Una de las barreras más complicadas del geoposicionamiento satelital son los edificios. Cuando nos internamos en grandes ciudades con edificios altos la señal se debilita considerablemente y el margen de error se dispara.

Noticias relacionadas

Algunos sistemas actuales, como el europeo Galileo, se sirven de la multi-constelación para intentar apaciguar el problema cruzando los datos con los de otros servicios como el GPS. Pero para aplicaciones muy concretas que requieren de una precisión centimétrica sigue sin ser suficiente.

NextNav, una compañía estadounidense, ha estado trabajando en ello consiguiendo 120 millones de dólares de financiación para desplegar su particular sistema de posicionamiento en interiores. Lo consigue sin depender en absoluto del GPS y es capaz de localizar cualquier dispositivo que se le ponga por delante.

¿Qué es el Metropolitan Beacon System?

El Metropolitan Beacon System, como ha llamado la compañía a su tecnología, pondrá en el mapa dispositivos como smartphones, drones, componentes de internet de las cosas e incluso coches autónomos. Su particular baza es, a parte de la independencia del GPS, poder disponer del servicio en interiores.

Funcionamiento del MBS NextNav

NextNav ha conseguido afinar mucho en la medición del eje de elevación (eje Z) con tecnología desarrollada por ellos mismo. El sistema se instala directamente en las torres de telefonía y utiliza la cobertura inalámbrica para determinar la posición.

La tecnología es capaz de establecer una elevación en el eje Z con un margen de error de 3 metros. Más o menos la altura de una planta en un edificio de oficinas, lo que sería más que suficiente para localizar cualquier dispositivo según su posición en las 3 dimensiones.

Qué consigue con el posicionamiento

Otra de las potenciales aplicaciones del Metropolitan Beacon System (MBS) es su uso para emergencias. Seún recoge TechCrunch, el sistema sería capaz de proveer de información crítica como el número de personas localizadas en cada planta de un edificio.

El MBS va en la línea de los últimos requerimientos de la FCC (Federal Communication Comission) para el sistema de emergencias 911 (el 112 estadounidense). La nueva normativa obliga a las teleoperadoras a proveer de información sobre la elevación desde donde se está realizando la llamada para dar mejor servicio en caso de emergencia en un edificio de varias plantas.

Actualmente, la tecnología está desplegada en la zona de la bahía de San Francisco y en Washington D.C. Pero los planes de NextNav pasan por ampliar su cobertura a los 50 principales mercados dentro del país norteamericano. Gracias en gran parte a la reciente inyección de capital y con el fin de aprovechar las nuevas reglas de la FCC.

San Francisco @sgabriel en Unsplash

La NASA es otro de sus socios comerciales y ha firmado un acuerdo para desplegar MBS en sus instalaciones de experimentación con vehículos voladores no tripulados. El proyecto de la agencia espacial busca probar sistemas aéreos para aplicaciones logísticas de reparto de paquetería mediante drones y el transporte de personas en taxis aéreos.

Entre las aplicaciones que encontramos en la web de NextNav tenemos el servicio de posicionamiento para aplicaciones móviles. Principalmente en entornos complejos como grandes superficies o centros comerciales con escasa precisión de GPS. También puede usar la localización para proveer publicidad relevante o la localización de dispositivos que normalmente no tienen un chip GPS.