Quizás es algo difícil de creer, pero podríamos estar "cerca" de que Apple tuviera su propia red de satélites. ¿Para qué? Buena pregunta. Su cometido sería transmitir datos directamente a los iPhone. Algunos de estos datos serían referentes a mapas, GPS, cobertura, y más. Este plan puede sonar descabellado, pero según Bloomberg Apple ya está trabajando en ello.

Noticias relacionadas

Según el medio Apple tiene un "equipo secreto" que está trabajando específicamente en tecnologías de datos satelitales e inalámbricos. Supuestamente este grupo está conformado por unos 12 ingenieros de software y hardware especializados en diseños aeroespaciales, satelitales y de antenas. Además, también estarían involucrados ejecutivos metidos en esos campos.

Pero, ¿qué ventajas le traería a Apple el tener su propia red de satélites? La primera sería el no depender, al menos de forma tan profunda, de los teleoperadores móviles. Gracias a la transmisión de datos de esta red satelital Apple podría vincular sus dispositivos sin una red tradicional y ofrecer servicios de ubicación más precisos.

Apple podría tener su propia "Starlink", una red de satélites

Starlink, la red de satélites de SpaceX.

El equipo "secreto" de Apple estaría dirigido por 2 ex-ejecutivos de Google que anteriormente trabajaron en Skybox Imaging, una startup dedicada a la observación satelital. Esta misma empresa fue adquirida por Google en 2014 por unos 500 millones de dólares. Según explica el artículo de Bloomberg, el equipo espera tener dispositivos para desplegar dentro de unos 5 años, para el 2024-2025.

Debemos ser cautos; que Apple esté trabajando en esto no quiere decir que de la noche a la mañana la firma de Cupertino le intente hacer competencia a SpaceX ni mucho menos. Esta clase de proyectos suelen conllevar un largo desarrollo que puede desembocar en una cancelación (ejemplo: proyecto ARA, el smartphone modular de Google). El mismo autor de la noticia, Mark Gurman, explica que la iniciativa podría ser "abandonada". "No se ha finalizado una dirección y uso claros para los satélites".

No nos olvidemos de que este tipo de proyectos son increíblemente costosos. Sí, Apple es una compañía multimillonaria pero supone un coste brutal tanto a nivel de recursos como económico, y no todas las empresas se pueden permitir realizar un desembolso así sin un beneficio económico asegurado. En caso de hacerse, el coste de implementación de toda esta infraestructura sería inasumible, tanto para Apple como para sus usuarios.

Dado que Apple es conocida por intentar abandonar toda dependencia con otras empresas como Qualcomm u operadoras en este caso, el proyecto puede encajar perfectamente en el ideario de la empresa de Cupertino. Sin embargo, de ser real este proyecto, quizás no lo veamos nunca realizarse tal y como ocurrió con el AirPower.