X-37B

X-37B defense.gov

Omicrono

El avión espacial que lleva casi dos años orbitando la Tierra en misión secreta

Noticias relacionadas

El Boeing X-37B, el avión espacial secreto propiedad de las fuerzas aéreas de los EEUU, ha batido todos los récords de permanencia en el espacio de una sola nave espacial. El problema es que esa es una de las pocas cosas que sabemos de este aparato.

El X-37B es una de las misiones más secretas en marcha. Sabemos de la existencia de este aparato porque inicialmente perteneció a la NASA; en su día, se planteó como una alternativa para la exploración espacial.

La forma del X-37B nos recuerda a los transbordadores espaciales, que hasta hace pocos años llevaban astronautas a la ISS (Estación Espacial Internacional). De hecho, a diferencia de cápsulas y satélites el X-37B puede volver a Tierra gracias al escudo térmico de la parte inferior, y aterrizar en un aeropuerto como hacían aquellos.

El avión espacial más secreto

Sin embargo, esta nave en realidad es un dron no tripulado, controlado desde tierra. Cuando fue transferido a la U.S. Air Force, su propósito quedó menos claro; parece evidente que forma parte de alguna misión, porque desde su lanzamiento en septiembre de 2017 no ha aterrizado.

De hecho, el día de ayer el X-37B batió el récord de permanencia en el espacio por una sola nave espacial, con 719 días consecutivos; no contamos los satélites de comunicaciones porque están diseñados para pasar varios años orbitando la Tierra, pero por lo demás, nunca antes una nave espacial había pasado tanto tiempo en el espacio. Nunca hubo un motivo para pasarlo, al fin y al cabo.

X-37B

X-37B Boeing

Ese es el mayor misterio de este proyecto, su motivo. Es una misión clasificada y por lo tanto, los detalles son escasos. Según los EEUU, está realizando experimentos que pueden ser recuperados y examinados en la Tierra. Es por eso que necesitaban una nave capaz de aterrizar de vuelta con lo que quiera que esté experimentando. Entre las categorías de los experimentos se encuentran la navegación, la protección térmica, la durabilidad de materiales, y los sistemas de propulsión.

Pero muchos no creen que esa sea su objetivo, o al menos, que sea el único. El X-37B ha sido catalogado en muchas ocasiones como un "avión espía", capaz de sobrepasar países como China tomando fotos en alta resolución de puntos clave.

Sea como sea, después de casi dos años en el espacio el X-37B ha roto el récord que ya ostentaba. Y es que, con cada nueva misión, esta nave se ha tirado más tiempo en el espacio.