Tesla "ignoró precauciones de seguridad básicas" en la instalación de sus paneles solares. Esa es la dura acusación de Walmart, la cadena de supermercados estadounidense, que ahora demanda a Tesla por el pago de todas las reparaciones y para retirar todos los paneles.

Noticias relacionadas

La energía solar es una de las grandes apuesta de Tesla para su futuro, pero también tal vez la que más le está costando despegar; mientras Tesla sigue avanzando con sus coches eléctricos y sus baterías, sus paneles solares no están recibiendo tantas actualizaciones ni novedades.

Todo indica que Tesla está perdiendo cuota de mercado a un gran ritmo, y la verdad es que hizo algo de "trampa" para llegar a donde está, comprando la startup SolarCity en 2016; aunque en realidad, Elon Musk estaba implicado en la empresa desde prácticamente sus inicios.

Los paneles solares de Tesla le meten en problemas

En 2013, SolarCity era el mayor instalador de paneles solares en EEUU, así que el acuerdo con Walmart, la mayor cadena de supermercados del país, tenía sentido. El objetivo del contrato era modernizar las instalaciones y usar cada vez más energía solar.

Pero los problemas empezaron pronto, con un incendio que se cree que fue generado por el sistema instalado por SolarCity; y no fue el último. En total, desde 2012, se produjeron siete incendios, supuestamente provocados por los paneles solares.

Cuando tres fuegos fueron declarados en tres localizaciones diferentes a principios de 2018, Walmart pidió a Tesla que desconectase los paneles. Tesla lo hizo, considerándolo una medida "prudente", ya que, según Walmart, no podía garantizar que los fallos fuesen de componentes o localizaciones concretas.

Paneles solares de Tesla Tesla

En total, 240 sistemas de paneles solares fueron desactivados, pero eso no evitó los problemas, y se ha producido un incendio más desde entonces. En noviembre de 2018, los empleados de Walmart afirmaron haber encontrado cables que soltaban chispas y que presumiblemente provocaron el incendio.

Ahora Walmart ha demandado a Tesla por dos razones. Primero, para que le pague los desperfectos provocados por los incendios, así como los productos perdidos en los incendios. Y segundo, para que cubra los costes de retirar todos los paneles solares de sus tiendas; Walmart considera que Tesla ha roto su contrato, que especificaba que la compañía se iba a encargar del mantenimiento y la seguridad de sus sistemas.

Este puede ser un duro golpe para las aspiraciones de Tesla en el sector solar.