El agua es imprescindible para la vida de los seres humanos. Por esa razón muchos viajes espaciales pretenden encontrar un planeta que contenga ese codiciado líquido. No está de más pensar en un plan B por si nos vemos obligados a abandonar la Tierra en un futuro.

Noticias relacionadas

Pese a que en nuestro planeta hay mucha agua, algunos países tienen más dificultades que otros para obtenerla. Uno de esos ejemplos es el continente africano, sacudido desde hace décadas por la escasez.

Como es lógico, la falta de agua también significa menos higiene y más enfermedades, lo que termina desembocando en muertes. Una situación crítica que podría solucionarse convirtiendo el agua salada del mar en agua potable, el problema es que suele ser un proceso muy caro. 

Por suerte, una organización sin fines de lucro ha ideado un sistema que realiza esa conversión usando energía solar, lo que resulta mucho más económico y eficiente. ¿Podría ser la solución para África? Os contamos los detalles.

Energía solar contra la escasez de agua

GivePower, una organización sin fines de lucro, ha construido en Kiunga (Kenia) una instalación capaz de generar 75.000 litros de agua potable al día, lo que sirve para abastecer a aproximadamente 35.000 personas.

Para conseguirlo, esta ONG emplea sistemas de filtración avanzados y una nueva tecnología de desalinización que usa la energía solar, por lo que necesitan desplegar granjas solares en el lugar en cuestión.

El sistema de la ONG usa baterías de Tesla para almacenar la energía solar y utiliza dos bombas paralelas para que el proceso esté funcionando todo el tiempo, incluso si una de las bombas necesita mantenimiento.

Desde la fundación explican que su proceso produce, en comparación con los pozos de agua tradicionales, una cantidad mucho más grande de agua y de mayor calidad, todo ello en un período de tiempo más corto y apostando por energías renovables, lo que implica un coste menor que cualquier otro sistema de desalinización.

¿Salvaremos así a África?

El proyecto de Kiunga no es el primero ni el último de GivePower, puesto que ya han encabezado iniciativas similares en Puerto Rico, Congo o Haití. En su web afirman haber llevado energía limpia y renovable a más de 2.650 escuelas de 17 países y haber cambiado la vida de más de 400.000 personas. Como os hemos dicho, es una ONG, por lo que, si así lo deseáis, podéis ayudar a su causa donando aquí.

La instalación de Kiunga costó 500.000 dólares y tardó un mes en construirse, según Business Insider. La organización espera generar 100.000 dólares al año gracias a su sistema, lo que sería destinado a crear nuevas desalinizadoras. Pese a ello, la idea del presidente de GivePower es reducir el coste de las instalaciones a 100.000 dólares.

GivePower

El presidente también cree que en un futuro usarán unidades de desalinización solar de estilo modular más pequeñas. Éstas tendrían una sola bomba y una red solar de 15 kilovatios con tres baterías Tesla. La idea es combinar ambos sistemas para adecuarse a las necesidades.

La técnica de desalinización de GivePower resulta interesante, sobre todo para solventar los problemas que sufren la mayoría de países africanos. ¿Estamos ante la solución de la escasez de agua?