Omicrono

Oficial: los drones de la DGT ya están siendo usados para multar

Noticias relacionadas

La Dirección General de Tráfico ha anunciado, a través de sus cuentas oficiales en redes sociales, que va a usar drones para vigilar y denunciar infracciones durante la segunda operación salida con motivo de las vacaciones del mes de agosto.

El uso de drones para vigilar las carreteras y multar posibles infracciones ha sido polémico desde el principio; muchos conductores temían un estado continuo de vigilancia en las carretera. Sin embargo, la tecnología que tienen estos aparatos no los hace capaces de multar por si solos, por lo que en realidad estamos ante una herramienta más a disposición de los agentes.

De hecho, los drones son sólo uno de los métodos que la DGT ha anunciado para hacer frente al gran flujo de tráfico que se producirá en los próximos días; pero sí que es el más innovador y diferente a lo acostumbrado.

Cómo son los drones de la DGT

Los drones usados por los agentes para vigilar el tráfico son muy parecidos a los disponibles de manera comercial, y las modificaciones son mínimas. La tecnología que más destaca son las cámaras de alta definición, que permiten capturar matrículas y acciones peligrosas o ilegales con gran detalle.

Las imágenes obtenidas por los drones son enviadas de manera inalámbrica a los agentes, y aquí radica la primera de las grandes limitaciones de estos drones: su autonomía. Según la DGT, estos drones pueden mantenerse en el aire durante un máximo de 20 minutos, por lo que nunca pueden alejarse demasiado de la "base" sin ser recargados.

Por lo tanto, estos drones no actúan en solitario, y siempre están asociados con un puesto de control en el que se encontrará el operador, que se encargará de controlar el dron por control remoto. Cuando la batería del dron se termine, tendrá que volver a esta posición para ser recargado.

El operador también es el que recibe las imágenes obtenidas por el dron y el que registra posibles infracciones; por lo tanto, el dron no tiene la capacidad de detectar infracciones por si solo.

No solo eso, sino que el radio de acción del drone a su altura máxima (120 metros) es de sólo 500 metros, por lo que el tramo de carretera que puede controlar es relativamente pequeño.

¿Pueden los drones multar por exceso de velocidad?

A efectos prácticos, los drones son básicamente cámaras de tráfico voladoras, y cumplen la misma función de obtener pruebas fotográficas y de vídeo de posibles infracciones, que luego sirven para tramitar demandas. Además, también sirven para comprobar en tiempo real el estado del trafico, ya que el vídeo se retransmite al centro de gestión de la zona.

Todo esto implica que los drones no pueden ser usados para multar por exceso de velocidad, al menos no por si solos. No cuentan con el hardware necesario, como cinemómetros, para detectar la velocidad de los vehículos.

Por el momento, los drones de la DGT serán usados para detectar otro tipo de infracciones, como usar el móvil mientras conducimos.