Si algo nos encanta de Simone Giertz es su concepto como youtuber: si algo no existe, hazlo tú mismo. Y hay algo que no existe y que muchos fanáticos de los coches llevamos esperando: la camioneta de Tesla. Ya que nuestro magnate sudafricano no nos complace (por ahora) con una pickup made by Tesla, Giertz ha decidido deleitarnos con su propia creación de esta idea que, cariñosamente, ha llamado Truckla. No vamos a negarlo, ojalá pudiéramos hacer esto con nuestro coche. Y ojalá tuviéramos un Tesla…

Noticias relacionadas

La camioneta de Tesla que todos querríamos tener

Ha sido Simone Giertz la que con un extenso vídeo de 30 minutos ha convertido su Tesla Model 3 en una pickup. La pregunta no es ¿por qué?, sino ¿y por qué no? Giertz es famosa en la plataforma por hacer este tipo de locuras e inventos extraños, y ahora ha sorprendido a muchos haciéndole un modding extremo a su coche de lujo.

En el vídeo podemos ver paso a paso todo el laborioso proceso que ha llevado a Giertz a convertir su Tesla Model 3 en la camioneta de Tesla que, por ahora, está reservada como un rumor por Musk. A grandes rasgos ha fusionado de la forma más perfecta posible un sedán y una camioneta, como en aquellos diseños propios de los años 70. La parte trasera del Model 3 ha sido completamente retirada y adaptando toda la estructura del coche para tener el característico espacio de esta clase de coches. Algunos detalles de la pickup incluyen madera e incluso una estructura antivuelco.

Una de las sorpresas que ha generado este vídeo ha sido su propia naturaleza. Simone Giertz es famosa por ser irreverente y por hacer vídeos cómicos con creaciones de lo más extrañas y estrambóticas. Claro está no va a destruir un coche tan caro (y más siendo personal) por unas visitas en YouTube, por lo que había que hacerlo bien. Pero Giertz no deja de ser Giertz, y por ello ha creado un espectacular anuncio del llamado Truckla, su creación más épica. Elon, contrata a Giertz como publicista, último aviso.

Aunque el resultado es absolutamente impresionante, funcional y estético (y práctico, para qué nos vamos a engañar) no deja de tener una grandísima duda: ¿qué hay de la homologación? Lo cierto es que no conocemos los problemas en este campo que puede encerrar realizar una modificación tan severa a un coche. No obstante, no se le puede negar a Giertz el esfuerzo y sobre todo el resultado: ahora no queremos la camioneta de Tesla de Elon, sino la de Giertz. Os recomendamos ver los dos vídeos completos, no son en absoluto un desperdicio.