Omicrono

Encontraremos vida alienígena en los próximos 20 años, según la NASA

15 julio, 2014 22:12

Noticias relacionadas

El descubrimiento de vida alienígena es una de esas noticias que todos tenemos ganas de leer, aunque solo fuera por ver cómo reaccionaría la humanidad ante la idea de que no estamos solos en el universo. La lógica nos dice que los alienígenas existen, aunque solo sea por pura estadística, aunque en ese caso lo extraño es que aún no los hayamos encontrado (de ahí la paradoja de Fermi). Hoy la NASA se ha atrevido a realizar un anuncio llamativo: encontraremos vida alienígena en los próximos 20 años, y todo gracias al éxito del telescopio Kepler.

Tarde o temprano encontraremos alienígenas

Gracias al telescopio Kepler, los científicos han podido descubrir una enorme cantidad de planetas, entre ellos algunos muy similares a la Tierra. Solo en lo que llevamos de 2014 se han confirmado la existencia de 700 nuevos planetas, lo que ha obligado a actualizar algunas de las teorías sobre el espacio exterior. Por ejemplo, ahora sabemos que es muy probable que todas las estrellas que vemos tengan al menos un planeta orbitando a su alrededor, y en muchos casos mas de uno. Por lo tanto, es solo cuestión de tiempo que demos con uno que aloja vida.

james-webb-telescopio

james-webb-telescopio

Lo que no puede hacer Kepler es encontrar planetas que no sean mucho mayores que la Tierra; además, no podemos investigar su atmósfera y así averiguar si cuenta con condiciones para la vida. Para cubrir ese hueco la NASA lanzará dos nuevos telescopios que son los que allanarán el camino al mencionado descubrimiento de aliens en los próximos años. Por una parte, el TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite), una versión “vitaminada” del Kepler, y por otra el JWST (James Webb Space Telescope), sucesor del también tremendamente exitoso Hubble. Son dos piezas de la tecnología mas avanzada que tenemos en la Tierra, diseñadas para descubrir los secretos del cosmos; por eso se entiende el optimismo de la NASA en sus declaraciones.

Fuente | The Register