Bruselas

Tras el toque de atención de Bruselas, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se esfuerza en defender que España está aplicando al pie de la letra las recomendaciones comunitarias en materia de restricciones de viajes por la Covid-19. No obstante, la jefa de la diplomacia española admite la "sensación de agravio" de los ciudadanos españoles que no pueden salir de su comunidad autónoma en Seman Santa debido a los cierres perimetrales mientras ven que los europeos sí pueden viajar por ejemplo a las Baleares

Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha reclamado este lunes al Gobierno de Pedro Sánchez "coherencia" en las restricciones de viaje que aplica dentro del territorio nacional y a los viajeros procedentes de otros Estados miembros. "Dado que el riesgo de contagio es similar para los viajes nacionales que para los viajes transfronterizos, los Estados miembros deben garantizar la coherencia entre las medidas aplicadas a los dos tipos de viajes. Hay que tener en cuenta la situación a nivel regional y no nacional", ha dicho un portavoz de la Comisión.

Unas horas más tarde, la jefa de la diplomacia española replicaba al Ejecutivo comunitario que "las medidas de España son coherentes y están alineadas con las recomendaciones comunitarias". Nuestro país ha seguido el consejo de Bruselas de no cerrar sus fronteras para viajes intracomunitarios y también clasifica a las comunidades autónomas según su nivel de incidencia acumulada, ha destacado González Laya.

"También la Comisión recomienda tomar medidas internas para evitar el aumento de contagios dentro de su territorio. Y esto es lo que está haciendo España, de acuerdo con la cogobernanza acordada entre el Gobierno y las comunidades autónomas: adoptando las medidas que entienden son mejores para evitar un aumento de los contagios", insiste la ministra de Exteriores.

"Es cierto que puede haber una cierta sensación por parte de nuestros ciudadanos de agravios. Hay ciudadanos españoles que viven en una comunidad autónoma como Madrid que no pueden viajar a Baleares, pero sí pueden viajar a Frankfurt. Hay ciudadanos en Frankfurt que sí pueden ir a Baleares, pero no pueden viajar a Bonn. Sí hay una cierta sensación por parte de los ciudadanos de agravio, pero eso se debe simple y llanamente a que cada una de las regiones donde se encuentran estos ciudadanos tienen adoptadas las pautas que les parece son mejores para controlar la transmisión de la Covid en su territorio", ha zanjado.

Pasaporte Covid

En todo caso, González Laya subraya que los viajeros europeos que llegan a España están sometidos a una serie de controles, como la exigencia de una PCR negativa, para verificar "que no se están importando casos". Además, la ministra recomienda tanto a los españoles como al resto de ciudadanos comunitarios "ejercer la máxima precaución", "evitar desplazamientos innecesarios" y "ayudar a controlar la pandemia ahora que es lo que nos garantizará el que podamos disfrutar de un verano más parecido al de 2019 que al de 2020".

En este sentido, la ministra de Exteriores ha expresado su "firme apoyo" a la propuesta de Bruselas de crear un pasaporte Covid y ha reclamado que la iniciativa se extienda a otros países de la OCDE como Reino Unido, Noruega, Canadá o Estados Unidos. "Puede ser tremendamente útil para restablecer la movilidad en Europa de manera segura y ordenada", sostiene González Laya.

En cuanto a la guerra de vacunas de Bruselas con Londres, la jefa de la diplomacia española ha defendido la posibilidad de prohibir las exportaciones de dosis de AstraZeneca fabricadas en territorio comunitario hasta que el laboratorio anglosueco cumpla su contrato con la UE. No obstante, ha dejado claro que "lo más inteligente sería que Reino Unido y la UE trabajasen juntos para apoyar los esfuerzos de AstraZeneca para escalar su producción". España no se plantea usar la vacuna rusa Sputnik V hasta que no recibia luz verde de la Agencia Europea del Medicamento.