La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, confía en que España pueda recuperar este año unos 40 millones de turistas internacionales, la mitad del nivel registrado en 2019, cuando se contabilizaron casi 84 millones de turistas extranjeros.

Noticias relacionadas

Maroto, que ha inaugurado este lunes en Madrid el Foro de Turismo de Europa Press, patrocinado por Grupo Hotusa, Renfe y PortAventura, indicó que el objetivo "ideal" este año es recuperar la mitad de los turistas que España recibió en el año previo a la pandemia (que fueron 83,7 millones). "Eso para el sector ya sería un logro", indicó Maroto.

"Este año va a ser un año de transición. Claramente, vamos a empezar a reactivar el turismo en verano y vamos a tener solo seis meses. Eso hace que seamos prudentes", explicó la ministra, quien aseguró que alcanzar esa cifra sería "un logro", porque supondría reposicionar el destino para animar al turismo internacional a visitar España.

"Se cogerá esa velocidad de crucero y 2021 debería ser el año de una recuperación como nos gustaría del sector turístico", avanzó la ministra, quien reiteró que la pandemia no debe llevar a España a volver a un modelo de masificación.

En 2019 España fue el segundo país del mundo que más turistas recibió por detrás de Francia, con un gasto de 92.337 millones de euros, lo que supuso un nuevo máximo histórico. En 2020 la cifra de visitantes se hundió casi un 80%, hasta los 19 millones, debido a las restricciones de viaje impuestas en todo el mundo para contener la pandemia de Covid-19.

La ministra mostró su confianza en que la evolución del proceso de vacunación, unido al pasaporte sanitario que la UE quiere poner en marcha cuanto antes, permita la recuperación del turismo de cara al verano.

"Creo que se dan mejores condiciones este verano. Contamos con elementos de seguridad como el certificado digital, avanzará la vacunación y por lo tanto tendremos más seguridad para movernos sin que esto sea un elemento que vaya en contra de la prioridad, que es combatir la pandemia" aseguró la ministra.

ERTE

El Gobierno aprobó el pasado 12 de marzo un fondo de 11.000 millones de ayudas a la actividad económica, que incluía a la hostelería, el comercio y turismo y que contemplaba un fondo de 7.000 millones de euros en ayudas directas, 2.000 millones solo para Canarias y Baleares, las dos comunidades más afectadas por la pandemia por el mayor peso del turismo.

La ministra explicó que el Gobierno se ha dado un mes de plazo para firmar los convenios con las comunidades autónomas con el objetivo de poner en marcha estos fondos cuanto antes.

"Nosotros estamos trabajando para que las ayudas lleguen cuanto antes porque sabemos lo necesarias que son", aseguró la ministra recordando que ya se realizó una importante inversión en el último año de más de 50.000 millones, pero reconoció que la prolongación de la pandemia hace "necesario" un refuerzo del Gobierno.

Respecto a la prolongación de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTES) a partir del próximo 31 de mayo, la ministra reiteró que el compromiso del Gobierno es "mantener esa red de seguridad el tiempo que sea necesario".

En este punto, la ministra realizó una llamada a la tranquilidad al sector y aseguró que estos instrumentos han sido eficaces, han conseguido proteger a muchos trabajadores del sector turístico y de toda la cadena de valor afectados, y es una medida que estará "el tiempo que sea necesario".

Cierres perimetrales

La ministra también ha indicado esta mañana que "no hay la capacidad de control" para los movimientos domésticos "que sí existe con los viajeros internacioanles que vienen a través de los aeropuertos".

De esta manera ha defendido la mayor facilidad para la recuperación de la movilidad internacional a pesar de mantener cerradas las comunidades autónomas, salvo los archipiélagos, ya que el tipo de transporte que se utiliza en la mayoría de los casos para estos desplazamientos dificulta la posibilidad de controlar las PCR negativas.

Maroto ha recordado que existen estos protocolos comunes en el marco de la Comisión Europea que permiten la movilidad entre países, no solo con Alemania, para que la apertura de fronteras sea segura. De esta forma, "cualquier europeo que viene a España lo hace con PCR negativa", un requisito impuesto en octubre.

Por este motivo, ha señalado que espera que Alemania sea "coherente" con los protocolos comunes adoptados por los Estados miembros de la Unión Europea, de cara a la recuperación de la movilidad internacional.

De esta forma ha respondido Maroto a las declaraciones del ministro principal del estado alemán de Baja Sajonia, Stephan Weil, quien abogó el domingo por suspender la autorización para viajar a Baleares. El Gobierno alemán se plantea este lunes extender las restricciones hasta el próximo mes de abril por la evolución acelerada de las variantes de la Covid-19.

Cierre en Semana Santa

La ministra de Turismo ha señalado que el cierre perimetral adoptado de cara a la Semana Santa, acordado en la comisión interterritorial con unanimidad -excepto por la Comunidad de Madrid- es una medida "prudente" para combatir la tercera ola de coronavirus, ya que los datos de la enfermedad requieren de esa prudencia.

Así, considera que esta "prudencia" está enfocada a encarar el verano "con más certidumbre", combatir la pandemia y acelerar la vacunación para afrontar el tercer trimestre "con cierta esperanza".

No obstante, ha recordado que el cierre permite cierta movilidad dentro de las comunidades autónomas, por lo que se está viendo que ciertos destinos turísticos están teniendo una alta ocupación.

Por todo ello, ha resaltado que el sector "lo entiende", pues la prioridad es proteger a las personas y preparar al turismo español ante el retorno de los viajes con seguridad, para lo que la vacuna ha sido "un punto de inflexión".