La derogación de la reforma laboral de 2012 parecía enfriarse. Así lo daba a entender la primera reunión del Diálogo Social al respecto, que se cerró con escasos acercamientos en esta materia, y que Yolanda Díaz evita referirse a ello de manera directa en sus discursos. Sin embargo, la ministra de Trabajo afirma que estos trabajos siguen en marcha sobre todo en los que se refiere a la negociación colectiva

Noticias relacionadas

Este campo es el que requiere una 'contrarreforma' laboral de manera más urgente. La futura vicepresidenta tercera del Gobierno, en su comparecencia en el Congreso, ha indicado que "es necesario reequilibrar la negociación colectiva. Me refiero a los convenios de empresa. La reforma, en esto, ha sido un fracaso. La negociación tiene que ser entre igualdad".

Es decir, que se está trabajando para la priorización de los convenios sectoriales sobre los de empresa. También en la ultraactividad de dichos convenios. Díaz ha abordado estas cuestiones tras ser consultada por los parlamentarios por sus planes para la derogación de la reforma laboral, que sólo mencionó espiritualmente en su intervención inicial

Además, ha recordado que uno de sus principales objetivos, uno que ha considerado "imprescindible", es "abordar la subcontratación", para que no sea una fórmula para reducir costes ni para la especulación. Asegura que la reforma "está bastante avanzada". 

Ha insistido, además, en la reforma de la contratación. "No compartimos el contrato único pero vamos a proporcionar una fórmula de simplificación fuerte, en el que el actor principal sea un contrato estable", ha indicado. Con todo, ha asegurado que no se sancionará la contratación temporal que sea pertinente.  

El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva; el líder de UGT, Pepe Álvarez; la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; el presidente de CEOE, Antonio Garamendi; y el líder de CCOO, Unai Sordo.

La ministra gallega, en la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja, se ha referido al desarrollo del Estatuto de los Trabajadores del Siglo XXI y a "modernizar" las relaciones laborales. 

Modernizar las relaciones laborales "también significa una negociación colectiva equilibrada, donde las personas trabajadoras puedan colectivamente negociar de igual a igual sus condiciones. Las empresas modernas precisas relaciones laborales modernas", ha indicado Díaz. 

Por otro lado, "el nuevo Estatuto del Trabajo del siglo XXI es nuestro gran reto colectivo, la gran obra legislativa que debemos llevar a cabo intentado dar una respuesta a todas las manifestaciones en las que el trabajo toma cuerpo en la actualidad", ha precisado la ministra en su comparecencia, la primera después de haya sido señalada como futura vicepresidenta. 

"No hablo de trabajadores, tampoco de trabajadoras, hablo de trabajo y lo hago conscientemente. La cobertura debe extenderse al conjunto de las actividades e incorporar a los autónomos o a la economía social que son tan esenciales para nuestra economía como distintos", ha indicado Díaz. 

Medidas

La gallega ha hecho un resumen de las medidas aprobadas en el último año, tales como los nuevos expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE) o la aprobación de la 'Ley Rider'. Además, ha avanzado el desarrollo de las nuevas políticas activas de empleo. 

Así mismo, ha indicado que, de cara al futuro, se sigue trabajando en subir el salario mínimo interprofesional (SMI) y que llegue 60% del salario medio, pero no pone plazos para ello. "Es un objetivo de esta legislatura que seguro alcanzaremos. Para ello hemos constituido una comisión de personas expertas que van a determinar la cuantía del 60% del salario medio en nuestro país y establecer la senda más adecuada para alcanzar ese objetivo". 

Además, Díaz ha informado de que 320.000 contratos temporales irregulares se han transformado en indefinidos, una cifra histórica para la Inspección Laboral.