Bruselas

Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo, la Comisión Europea de Ursula von der Leyen ha presentado este jueves su Estrategia para Igualdad de Género para el periodo 2020-2025. Una hoja de ruta que consta de tres pilares centrales: intensificar la lucha contra la violencia y el acoso sexual; acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres; y reforzar la presencia de mujeres en los puestos directivos de las empresas.

Noticias relacionadas

1.- Una ley de transparencia de sueldos para finales de 2020

En la actualidad, las mujeres ganan en la UE, por término medio, un 16% menos que los hombres. La brecha salaria oscila entre el 25,6% en Estonia y el 3,5% en Rumanía. En España, la diferencia de salarios entre hombres y mujeres se sitúa en el 15,1%, según los últimos datos de Eurostat.

Para hacer frente a esta desigualdad de remuneración, el Ejecutivo comunitario anuncia una ley de transparencia de sueldos que se presentará a finales de 2020. Para preparar la norma, Bruselas ha lanzado este jueves en paralelo una consulta pública abierta a todo el mundo y un proceso de diálogo con los interlocutores sociales y los Estados miembros.

"Cuando la información sobre los niveles salariales está disponible, es más fácil detectar brechas y discriminación. Debido a la falta de transparencia, muchas mujeres no saben o no pueden demostrar que están mal pagadas", alega la Comisión. La nueva ley "reforzará el derecho de los trabajadores a recibir más información sobre los niveles salariales". El Ejecutivo comunitario admite que puede suponer una carga adicional para las empresas y aspira a encontrar el "equilibrio adecuado" en el diálogo social.

2.- Medidas para combatir la violencia contra las mujeres

En la UE, el 33% de las mujeres ha sufrido violencia física o sexual, mientras que el 55% ha sufrido acoso sexual. Para combatir esta lacra, Bruselas anuncia un paquete de medidas jurídicas que se presentará en 2021 cuyo objetivo es armonizar en toda la UE el castigo penal a determinadas formas de violencia contra las mujeres, tales como el acoso sexual, los malos tratos y la mutilación genital femenina.

Además, la Comisión incluirá en su futura ley de servicios digitales obligaciones específicas para las plataformas a la hora de combatir la violencia online contra las mujeres.

3.- Resucitar la cuota del 40% de mujeres en los consejos de administración

Las mujeres siguen estando infrarrepresentandas en los puestos directivos, incluso en las multinacionales de la UE, en las que sólo el 8% de los directores ejecutivos son mujeres. Para el Ejecutivo comunitario, la solución pasa por resucitar la propuesta de directiva de 2012, que establecía una cuota mínima obligatoria del 40% de mujeres en los consjeos de administración de las compañías. En los 8 años transcurridos desde entonces, los Estados miembros no han sido capaces de llegar a un acuerdo para aprobarla.

La vicepresidenta de la Comisión, Vera Jourova, ha admitido que el bloqueo persiste, aunque espera que los Gobiernos cambien ahora de actitud. Entre los países que se oponen a las cuotas obligatorias se encuentran Países Bajos, Alemania, Eslovaquia, Polonia, Dinamarca, Croacia, Suecia, Estonia o Hungría. "Las cuotas son un mal necesario. Tenemos que usar cuotas porque si no tendremos que esperar otros 100 años para que las cosas cambien", ha  dicho la comisaria de Igualdad, Helena Dalli.