El negociador de la UE para el 'brexit', Michel Barnier, durante la  rueda de prensa

El negociador de la UE para el 'brexit', Michel Barnier, durante la rueda de prensa Yves Hermann/Reuters

Europa

La UE sólo dará una prórroga larga del 'brexit' si May convoca elecciones u otro referéndum

Los jefes de Estado y de Gobierno exigirán a la primera ministra británica que les presente un "plan concreto" para superar el actual bloqueo.

Bruselas

Los dirigentes de la UE esperan recibir en las próximas horas una carta de Theresa May pidiendo un aplazamiento de la fecha del brexit, que está fijada para el 29 de marzo. Quedan apenas 10 días. Pero los 27 Estados miembros tienen cada vez más dudas sobre si es conveniente o útil conceder a Londres una prórroga: temen que cualquier extensión sólo sirva para prologar la agonía y no permita superar el actual bloqueo en la Cámara de los Comunes. "Una prórroga no es automática ni segura. ¿Qué gana la UE con una prórroga a ciegas?", señala una fuente diplomática del máximo nivel.

La decisión final sobre si se aplaza o no la fecha del brexit -si se concede a Londres una prórroga corta o larga- la deben adoptar los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que empieza el jueves en Bruselas. Pero los ministros de Asuntos Europeos ya han llegado a una conclusión preliminar durante el debate preparatorio celebrado este martes: no están dispuestos a aceptar una prórroga larga del brexit, de entre 1 y 2 años, salvo si Theresa May se compromete a convocar elecciones anticipadas o un segundo referéndum.

"Una prórroga larga debe estar ligada a algo nuevo, a un acontecimiento nuevo o a un  proceso político nuevo", ha subrayado el negociador de la UE para el brexit, el conservador francés Michel Barnier. Un proceso político nuevo que los diplomáticos europeos identifican sobre todo con elecciones que permitan "repartir de nuevo las cartas". En Bruselas ya quedan pocas esperanzas de que se produzca una segunda consulta después de que Westminster votara en contra de esta opción la semana pasada, aunque tampoco se descarta totalmente este escenario. En todo caso, los líderes europeos le exigirán a May un "plan concreto" que justifique la prórroga.

Alargar la incertidumbre

"¿Aumenta una prórroga las posibilidades de ratificar el Acuerdo de Retirada? ¿Cuál sería el objetivo y el resultado? ¿Cómo podemos garantizar que cuando termine la ampliación de plazo no nos encontremos en la misma situación que ahora?". Estas son las preguntas que según Barnier se plantearán los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 al examinar cualquier posible petición de May.

"Una prórroga debe ser útil, porque una prórroga es una prolongación de la incertidumbre, que tiene un coste para todos. No podemos alargar esta incertidumbre si no tenemos buenos motivos", ha resaltado el negociador europeo. Barnier no ha podido ocultar su sorpresa por las informaciones de la prensa británica que apuntan que May está sopesando pedir a la vez una prórroga corta y otra larga. "Soy un espíritu simple", ha ironizado.

España no ve problemas en que May solicite una prórroga corta, de dos o tres meses, si logra convencer a la Cámara de los Comunes de que ratifique el acuerdo de divorcio. "Si Westminster aprueba el acuerdo antes del 29 de marzo y Reino Unido pide una prórroga técnica por motivos de adaptación o de ratificación, pues parece muy razonable y creo que ahí habrá consenso fácilmente", ha dicho el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano. Aguiriano cree que Londres podrá sortear fácilmente la prohibición del presidente del Parlamento británico, John Bercow, de que se vuelva a votar por tercera vez el Acuerdo de Retirada.

En cambio, el Gobierno de Pedro Sánchez también se resistiría a una prórroga más larga si no está bien justificada. "No es una cuestión de duración, es una cuestión de saber para qué. ¿Para qué? ¿Con qué plan? ¿Con qué idea? ¿Con qué modelo? ¿Con quién?", ha dicho Aguiriano. Una extensión larga obligaría a Reino Unido a participar en  las elecciones a la Eurocámara del 26 de mayo y le permitiría "votar sobre el nuevo presidente de la Comisión o el marco financiero plurianual" cuando lleva "intentando salir desde hace dos años y medio". "Me parece un poco paradójico".

En la misma posición dura de España se encuentra Francia. Su ministra de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, llama a su gato brexit porque maulla fuerte para pedir que le saque a la calle pero cuando llega la hora de la verdad no quiere salir. "Se necesita sentido del humor para abordar el brexit ahora", ha explicado a la prensa.

Agotados del brexit

El Gobierno de Emmanuel Macron es muy reticente a dar una prórroga larga a Reino Unido: "¿Una prórroga para qué? El tiempo no es la solución, es un método si hay un objetivo, una estrategia, y eso tiene que venir de Londres. Necesitamos una decisión, nuestras empresas y nuestros conciudadanos llevan viviendo en la incertidumbre bastante tiempo y tenemos que proteger sus intereses", ha resaltado Loiseau.

¿Persiste todavía el riesgo de un brexit caótico el 29 de marzo aunque Westminster haya rechazado un brexit sin acuerdo? Si May se planta en Bruselas el jueves sin una estrategia clara, esta amenaza será más grande que nunca. "Los británicos deciden. Si no hay decisión, la fecha del 29 de marzo llegará y en ese momento tendremos un no acuerdo. Si los británicos no deciden nada, estarán decidiendo que no haya acuerdo", sostiene la ministra francesa. "Todo el mundo debe finalizar los preparativos para un escenario de no acuerdo", insiste Barnier.

En Bruselas la sensación general es de hastío por los juegos de la clase política británica y de preocupación por la extrema debilidad de Theresa May, de la que creen que no cuenta ya ni con el apoyo de su propio Gobierno. "Cada vez que viene un ministro británico nos cuenta una cosa distinta", explican las fuentes consultadas. "El principal problema es que cada vez hay más niebla en Londres", se ha quejado el ministro rumano, George Ciamba, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE.

"El reloj avanza, el tiempo se está acabando y estamos realmente agotados de estas negociaciones del brexit", lamentaba este martes el ministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth. "Espero propuestas claras y precisas del Gobierno británico de por qué una prórroga es necesaria. No es un juego, es una situación extremadamente difícil. No sólo para los ciudadanos de Reino Unido sino también de los de la UE", ha dicho.

¿Será necesario convocar otra cumbre extraordinaria de líderes de la UE el 28 o el 29 de marzo para tomar una decisión sobre la salida de Reino Unido en tiempo de descuento? "No tengo ninguna gana de discusiones sin sustancia y muy abstractas sobre el brexit. Por favor, queridos amigos en Londres, cumplan lo prometido porque el reloj corre", ha exigido el ministro alemán.