Bruselas

El pleno de la Eurocámara ha vivido este mediodía una sesión especialmente bronca -con cruce de reproches, constantes interrupciones y abucheos- a cuenta de las polémicas declaraciones de su presidente, el conservador italiano Antonio Tajani, sobre el dictador italiano fundador del fascismo, Benito Mussolini. En una entrevista a la radio italiana, Tajani sostuvo que Mussolini "hizo cosas positivas para poner en marcha infraestructuras en nuestro país". "Yo no soy fascista, nunca he sido fascista y no comparto su pensamiento político, pero si somos honestos, él construyó carreteras, puentes, edificios", alegó.

Noticias relacionadas

Los grupos de izquierda y los liberales en el Parlamento Europeo le han exigido a Tajani que se retracte de estas declaraciones y pida disculpas o que dimita. El único que le ha defendido en el pleno ha sido el portavoz del PP, Esteban González Pons. "Todos podemos cometer un error en los medios de comunicación y a todos se nos puede tergiversar lo que decimos en los medios", alega González Pons. "Antonio Tajani es un demócrata y comparte la condena del fascismo, del franquismo, del nazismo y del comunismo", ha resaltado.

El más contundente en sus críticas a Tajani ha sido el grupo de Izquierda Unitaria, al que están adscritos Podemos e Izquierda Unida. Su presidenta, la alemana Gabriele Zimmer, le ha exigido al presidente de la Eurocámara que dimita de inmediato. "Es inconcebible que este Parlamento democráticamente elegido, cuyo principal objetivo es que se repita el odio y el antisemitismo, sea presidido por un hombre que se refiera a la era Mussolini minimizando lo que pasó entonces", ha asegurado.

El grupo socialista en la Eurocámara le ha pedido explicaciones al político italiano y se reserva la posibilidad de pedir su dimisión si no le convencen. "Exigimos a Antonio Tajani que retire sus palabras de reconocimiento y alabanza al dictador Benito Mussolini. Y lamentamos que el señor González Pons, en nombre del Partido Popular Europeo, haya salido a defenderle en el pleno de la Eurocámara", ha dicho la portavoz del PSOE, Iratxe García.

El líder del grupo liberal, Guy Verhofstadt, atribuye la polémica al inicio de la campaña electoral de cara a las elecciones europeas de mayo. Aún así, le ha exigido a Tajani que "retire sus palabras y se disculpe". "Pido al presidente que retire estas palabras o si no deberá retirarse él mismo", ha coincidido el copresidente del grupo de los Verdes, Philippe Lamberts. "Sus declaraciones son indignas del presidente del Parlamento de la UE, que se puso en marcha para que en Europa no revivieran nunca los regímenes fascistas", ha apuntado.

Tajani no se encontraba en el pleno y no ha tenido oportunidad de replicar a las críticas. En su cuenta de Twitter, acusaba a sus detractores de manipular sus palabras. "Siempre he sido un antifascista convencido y no permitiré que nadie diga lo contrario. La dictadura fascista, las leyes raciales y las muertes que causaron son la página más negra de la historia de Italia y de Europa".

Tras comprobar que el escándalo provocado por sus declaraciones sobre Mussolini no amainaba sino todo lo contrario, el presidente de la Eurocámara ha ensayado a primera hora del jueves un tímido intento de marcha atrás. "En tanto que antifascista convencido, pido disculpas a todos los que hayan podido sentirse ofendidos por lo que dije, que de ninguna forma pretende justificar o minimizar un régimen antidemocrático y totalitario".