El candidato socioliberal Emmanuel Macron ya tiene su primera polémica tras acabar primero en la primera vuelta de las presidenciales francesas con cerca del 24% de los votos.

Noticias relacionadas

Macron festejó el domingo noche su paso a la segunda ronda electoral en una brasserie de París rodeado de famosos, por lo que algunos lo han comparado con el expresidente conservador Nicolas Sarkozy.

Tras imponerse en las elecciones de 2007, Sarkozy celebró la victoria en el exclusivo restaurante de los Campos Elíseos Fouquet's en un entorno elitista, lo que le granjeó la imagen de nuevo rico aficionado al lujo.

Las imágenes del domingo muestran a un Macron en actitud triunfal en el restaurante La Rotonde, en el emblemático barrio parisino de Montparnasse.

Por este establecimiento, fundado a principios del siglo pasado, han desfilado a lo largo de los años personalidades como los escritores estadounidenses Ernest Hemingway y Scott Fitzgerald o el artista galo André Breton, según su página web.

Aunque los precios en el restaurante La Rotonde son más reducidos y la lista de invitados del exministro de Economía también fue menos amplia que la de Sarkozy, las críticas no tardaron en llegar.

"Macron de fiesta en La Rotonde. Atención: No nos olvidemos del Fouquet's", señaló un internauta en Twitter.

Los reproches a Macron se extendieron además al hecho de estar de fiesta tras unos comicios en los que la extrema derecha, representada por Marine Le Pen, se ha asegurado el paso a la segunda vuelta.


"No habéis entendido nada. (...) No creo que en el 'Fouquet's' hubiera muchas secretarias, agentes de seguridad. Ese entorno parisino no me tiene que dar ninguna lección", se defendió el aspirante, que encabezó el escrutinio con cerca del 24% de los votos, un par de puntos por encima de Le Pen.