La Universidad de Oxford no está estudiando la posibilidad de abrir un nuevo campus fuera de las fronteras del Reino Unido a consecuencia del brexit, en contra de lo que publica este lunes el diario británico The Telegraph, que afirma: "La Universidad de Oxford podría romper con 700 años de tradición y abrir un campus en el extranjero". 

Noticias relacionadas

Funcionarios franceses se reunieron con representantes de la prestigiosa institución universitaria la semana pasada y hablaron de establecer una sede "satélite" en París para ofrecer, según el periódico británico, a otras universidades británicas abrir un campus en su capital en 2018. La idea sería que tuvieran un estatus legal como instituciones francesas en esa ramificación, que trasladaría carreras y programas de estudios sobre suelo galo.

La Universidad de Oxford no ha realizado declaraciones para confirmar o desmentir el encuentro, pero un portavoz ha asegurado a EL ESPAÑOL: "La Universidad ha recibido varias propuestas constructivas y útiles de colegas europeos tras el voto del brexit. Sin embargo, nosotros no estamos en busca de un modelo de un campus en el extranjero". 

El director general del Ministerio de Educación francés, Jean-Michel Blanquer, ha confirmado a The Telegraph el plan estratégico del que es uno de los impulsores para atraer a las instituciones educativas británicas. Está llevando a cabo conversaciones con el Ejecutivo y realizando consultas a la Comisión Europea.