Al menos 12 personas han perdido la vida, al tiempo que otras 48 han resultado heridas después de que un camión atropellara a un grupo de gente en un mercadillo navideño junto a la Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo (Gedächtniskirche) de Berlín. Entre los fallecidos está el copiloto del vehículo, de nacionalidad polaca, según ha podido confirmar la Policía de Berlín esta madrugada.

Noticias relacionadas

Los agentes han arrestado a un persona a dos kilómetros del mercadillo que está siendo interrogada. Según la agencia alemana DPA, se trataría de un solicitante de asilo que llegó a Alemania en febrero.

Lo que sí tienen claro los investigadores es que el conductor empotró "deliberadamente el camión contra la gente".

Tras horas de desconcierto, la Policía alemana ya habla de que está tratando el suceso como un "presunto ataque terrorista". Horas antes, el ministro del Interior alemán, Thomas De Maizière, quería ser cauto y aseguraba que "mucho" apuntaba a que el suceso era un ataque. "Necesitamos tener confianza en las autoridades responsables de la investigación" que "trabajan para aclarar" lo ocurrido, señaló De Maizière en declaraciones a la televisión pública germana ARD.

El mercadillo estaba junto a la Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo del centro de Berlín. GoogleMaps

Por su parte, el alcalde de la ciudad-estado de Berlín, Michael Müller hablaba anoche de "situación dramática" que ha logrado ponerse "bajo control" tras un gran despliegue de la policía y de los servicios de emergencia.

"No vi nada, pero sí oímos un gran ruido, un gran golpe", relata a El ESPAÑOL María, que trabaja en una tienda de Zara situada muy cerca del mercadillo.

Jan Hollitzer, que estaba en la zona cuando se produjo el ataque, aseguró que escuchó "gritos mientras el camión iba hacia los puestos a toda velocidad" y vio "gente tirada debajo del camión". "Era una escena terrorífica", ha añadido.

Quien sí pudo ver los efectos del atropello masivo fue Anselm Lange, presidente de la Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo. "Había terminado mi servicio y a las 18.30 horas me fui a casa, pero me llamaron a la media hora de que todo ocurriera. Y vine acompañado por la Policía. Vivo cerca", cuenta.

"Hay una imagen de destrucción, un lugar horroroso, en este sitio religioso donde se viene a expresar la paz y en un mercadillo al que venir felizmente. La gente que viene aquí busca celebrar la paz", agrega.

Numerosas ambulancias se han desplazado al lugar, junto a la calle más comercial de la Berlín, Kurfürsten Damm (conocida popularmente como Ku'Damm). La Policía ha pedido a la gente que se abstenga de acercarse para dejar los caminos de acceso y salida libres: "Por favor, dejen las calles libres".

La Policía cree que se trata de un atentado y ha arrestado a un sospechoso, el conductor del camión. Ningún grupo ha reivindicado la autoría por el momento. Los medios de comunicación alemanes especulaban en la madrugada del lunes al martes con su nacionalidad, del que se decía que sería afgano o paquistaní y que podría haber robado el vehículo en Polonia.

El camión, con matrícula polaca, se subió a la zona peatonal de la plaza Breitscheid sobre las 20:00 horas y recorrió unos 80 metros antes de detenerse, según Berliner Zeitung. Pertenece a una empresa de transportes, cuyo propietario ha concedido una entrevista a la radio polaca TVN24 recogida por el periódico berlinés.

Ariel Z. ha contado que su primo -con quince años de experiencia como camionero- condujo el vehículo a Berlín, donde quería pasar la noche. Asegura que no cree que sea él quien ha llevado a cabo el atropello masivo y que no tenían noticias suyas desde la media tarde del lunes.

La Policía, que anoche ya interrogaba al principal sospechoso, ha pedido a los ciudadanos que permanezcan en sus domicilios y eviten "propagar rumores", aunque dos horas después del presunto ataque ha descartado "más situaciones de peligro" en el centro de Berlín. También ha solicitado apoyo de fotos y vídeos a la población que pudiera haber realizado tomas de imágenes en el lugar del suceso para poder aclararlo.

La herramienta de Facebook 'Safety check' para comprobar si tus seres queridos están bien tras este atropello masivo en el centro de Berlín, está activada aquí.

ALERTA TERRORISTA EN MERCADILLOS NAVIDEÑOS

La semana pasada se supo que un niño germano-iraquí de 12 años había sido arrestado por intentar atentar en el mercadillo navideño de su localidad natal, Ludwigshafen, al sur de Fráncfort. Al fallar, lo volvió a intentar sin conseguirlo ante su Ayuntamiento.

A finales de noviembre, Estados Unidos emitió una alerta de viaje a sus ciudadanos advirtiendo de que el riesgo de atentado aumentaba en estas fechas en toda Europa y que uno de los objetivos de los terroristas podían ser los mercadillos navideños.

El suceso recuerda a la masacre que provocó el hombre que en nombre del autodenominado Estado Islámico arrolló a una multitud en Niza y segó la vida de 86 personas el pasado 14 de julio.

Este mismo lunes ha sido asesinado en Ankara el embajador de Rusia en ese país, al grito de "nosotros morimos en Alepo; vosotros, aquí". También han resultado heridas tres personas en un tiroteo cerca de un centro islámico en Zúrich.