La estatua de Cristóbal Colón situada en la ciudad de Boston ha amanecido este miércoles decapitada después de una nueva jornada de protestas contra el racismo. Y no es la única efigie del descubridor de América que ha sido atacada. En un estado cercano, en Virginia, un grupo de manifestantes ha derribado, incendiado y arrojado a un lago otra estatua del navegante que está situada en el parque Byrd en la ciudad de Richmond, también en la parte este de Estados Unidos.

Noticias relacionadas

En el caso de Boston, la estatua, situada en la céntrica Atlantic Avenue, será guardada para debatir su posterior restitución. Así lo ha asegurado el alcalde de la ciudad, Marty Walsh.

“Vamos a desmontar la estatua esta mañana y guardarla para evaluar el daño (…) esta estatua en particular ha sido objeto de repetidos actos de vandalismo aquí en Boston y debido a las conversaciones que ciertamente estamos teniendo en este momento en nuestra ciudad de Boston y en todo el país, también nos tomaremos el tiempo para evaluar el significado histórico de esta acción”, ha explicado. No es la primera vez que la estatua ha sido objeto de actos vandálicos: en 2006 su cabeza también fue cortada.

También en Richmond el enfado de los manifestantes se ha centrado en Colón. Los hechos sucedieron durante una protesta celebrada el martes por la noche en el parque Byrd. Un vídeo grabado por los manifestantes muestra cómo derriban la estatua de Cristóbal Colón y luego intentan quemarla para acabar minutos después arrojándola en un lago cercano. Varios manifestantes han publicado en Twitter imágenes de la estatua plenamente sumergida en el lago en las últimas horas.

El diario local Richmond Times Dispatch ha informado de que cerca de un millar de manifestantes se concentraron en el parque Byrd el martes por la noche en "solidaridad" con los indígenas y derribaron la estatua de Cristóbal Colón.

La estatua llevaba en la ciudad desde 1927 y fue erigida por iniciativa de la comunidad italoamericana. El derribo de la estatua de Colón en Richmond llega años después de que en noviembre de 2018 la ciudad de Los Ángeles retirara una estatua del explorador que llevaba 45 años en el Gran Parque de la urbe, en el marco de una moción aprobada un año antes para sustituir el antiguo "Día del Descubrimiento" por "el Día de los Pueblos Indígenas".