La presidenta de la Cámara Baja de EEUU, la demócrata Nancy Pelosi, ha anunciado la apertura de un juicio político contra el presidente estadounidense, Donald Trump, tras la revelación de que bloqueó fondos de asistencia a Ucrania y de que habría coaccionado a Kiev para que se investigase al ex vicepresidente Joe Biden y su familia.

Noticias relacionadas

"Las acciones del presidente han vulnerado seriamente la Constitución. El presidente debe rendir cuentas; nadie está por encima de la ley", ha afirmado Pelosi.

La presidenta de la Cámara Baja de EEUU aseguró que las acciones de Trump han sido una "traición a su juramento del cargo, a la seguridad nacional y a la integridad de las elecciones".

Según cálculos de medios de comunicación, 163 de los 235 legisladores demócratas de la Cámara Baja ya han hecho público su apoyo al proceso de juicio político, conocido en Estados Unidos como impeachment.

Se necesitaría contar con 218 votos, la mayoría simple, de la Cámara de Representantes, controlada por los progresistas, para iniciar el procedimiento. No obstante, la predominio republicano en el Senado, que debe también aprobarlo, supone que la iniciativa no saldría adelante.

Reacción de Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, tachó de "caza de brujas" y "basura" el anuncio de la presidenta de la Cámara Baja, que iniciará un juicio político contra él por haber presionado a Ucrania para que investigase al exvicepresidente Joe Biden.

"Un día tan importante en las Naciones Unidas, tanto trabajo y tanto éxito, y los demócratas tenían que arruinarlo a propósito y despreciarlo con más basura de la caza de brujas en una noticia de última hora. ¡Muy malo para nuestro país!", tuiteó Trump desde Nueva York.

Su mensaje llegó poco después de que Pelosi anunciara la apertura del juicio político contra el presidente, por considerar que las acciones de Trump suponían una "traición a su juramento del cargo, a la seguridad nacional y a la integridad de las elecciones".

"¡ACOSO PRESIDENCIAL!", exclamó Trump en otro tuit, retomando una expresión a la que solía recurrir a menudo -junto a la de "caza de brujas"- para referirse a la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

"¿Se lo pueden creer?", preguntó Trump, en aparente conversación virtual con sus simpatizantes, tras atribuir la decisión de abrir el juicio político a cuatro de los congresistas demócratas que más critica "Pelosi, (Jerrold) Nadler, (Adam) Schiff, y por supuesto, ¡Maxine Waters!".

"Ni siquiera llegaron a ver la transcripción de la llamada. ¡Una caza de brujas total!", recalcó.

Así funciona el 'impeachment'

La líder demócrata necesitaría contar con 218, la mayoría simple, de la Cámara de Representantes para iniciar el procedimiento. No obstante, la mayoría republicana en el Senado, que debe también aprobarlo, supone que la iniciativa no saldría adelante.

"He tratado de evitar el juicio político porque es algo que dividiría mucho al país", defendió Pelosi.

Varios aspirantes demócratas a la candidatura para la Casa Blanca en 2020, que compiten por la nominación con Biden, han reiterado que es hora de abrir un juicio político contra Trump, como es el caso de las senadoras Elizabeth Warren y Kamala Harris.

La versión de Trump

Desde Nueva York, Trump modificó su primera versión, en la que negó que bloquease fondos para Ucrania, y confirmó este martes que lo hizo de manera temporal para forzar a países europeos, como Francia y Alemania, a que proporcionasen más fondos a Kiev.

"¿Por qué solo Estados Unidos está poniendo dinero? Y, por cierto, pagamos ese dinero. Pero siempre me pregunto por qué otros países, especialmente en Europa, no están proporcionando ayuda a Ucrania", dijo Trump a su llegada a la sede de Naciones Unidas donde participa en la Asamblea General del organismo.

Más tarde, el mandatario anunció que divulgará este miércoles la "transcripción completa" y "desclasificada" de su llamada con su homólogo ucraniano, Vladímir Zelensky, ante las acusaciones de que podría haberle presionado para investigar a Biden.

Clinton y Johnson

A lo largo de la historia de EEUU solo ha habido dos presidentes que hayan sufrido el proceso del impeachmentBill Clinton y Andrew Johnson. Y otro más, Richard Nixon, al que se amenazó con activarlo por el 'caso Watergate' pero dimitió antes de que se iniciara este juicio político.

En ambos casos la Cámara Baja votó a favor, pero el Senado votó en contra, por lo que ninguno de los dos fue obligado a dejar su cargo.