Estados Unidos se ha convertido en el primer país del mundo con más casos de coronavirus confirmados. Con más de 80.000 contagios, supera a China, país donde se originó la pandemia. Además de 80.000 afectados, el país confirma, hasta ahora, más de 2.000 fallecimientos a causa de la infección.

Noticias relacionadas

Sin embargo, el presidente norteamericano, Donald Trump, no se toma muy en serio la amenaza global a la que se enfrenta su país, y sigue adelantando su plan para rebajar las restricciones según los diferentes estados.

Nueva York es, hasta el momento, donde el coronavirus tiene más presencia, convirtiéndose en un foco de contagio mundial. El estado suma 37.258 casos, un aumento de 6.488 frente al día anterior. En otros lugares todavía se puede ver a gente paseando por los paseos marítimos o realizando deporte al aire libre.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha vuelto a llamar a la responsabilidad de sus vecinos para que cumplan con el confinamiento en sus hogares, insultando casi a quienes pasean por los parques de la capital del mundo.

"Nosotros reflejamos el futuro”, ha advertido sobre el peligro para los demás estados, mientras que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prosigue con su idea de volver a abrir los negocios a principios de abril

Dos billones

Mientras Trump va por un lado, el Senado estadounidense va por otro. Esta semana se ha aprobado el mayor paquete de ayudas de la historia del país, con dos billones de euros para hacer frente a la crisis económica que se les viene encima“Vamos a perder a muchas personas con esta enfermedad, pero a más personas vamos a perder si el país entra en una recesión excesiva”, exclamó Trump durante una entrevista.

La portavoz de la Organización Mundial de la Salud Margaret Harris ya avisó a principios de semana que Estados Unidos tenía riesgo “potencial” para convertirse en el nuevo epicentro del coronavirus a nivel mundial por varias razones: su gran población y su inexistente sistema de salud público. El país no está pudiendo contabilizar correctamente todos los pasos con los que cuenta dentro de sus fronteras porque quien quiera someterse a la prueba debe pagarlo de su bolsillo.

Problemas con las UCI

Otro de los problemas a los que se enfrenta la sanidad norteamericana es del elevado tiempo que pasan los enfermos en la UCI, más del que esperaban algunas autoridades: "Algunos pacientes necesitan el ventilador durante 20 o 30 días", aseguró Cuomo, a lo que añadió que "cuanto más tiempo necesitas el ventilador, más probable es que no sobrevivas".

Ese "ventilador" del que hablaba el senador es uno de los temas que le llevan al estado por el camino de la amargura. En los próximos días necesitará decenas de miles para combatir el colapso sanitario que se espera. 

En sus propias palabras, «de momento» no hay desabastecimiento de material protector para sanitarios -mascarillas, guantes, batas-, a pesar de las informaciones que dicen lo contrario. El New York Times, es su portada de este miércoles, llevaba a tres enfermeras con batas hechas con bolsas de basura. ‘Tratadas como basura’, decía el titular.