El imám de El Azhar, Ahmed El Tayeb.

El imám de El Azhar, Ahmed El Tayeb.

Mundo

El imán de El Azhar: "Una esposa puede ser golpeada, pero no se le debe romper ningún hueso"

El imán de la mezquita El Azhar ha dicho en un programa de televisión que un hombre puede pegar a su mujer "sin provocarle daños en su cuerpo".

Ahmed el Tayeb, imán de la mezquita El Azhar (El Cairo) y expresidente de la Universidad con el mismo nombre, se ha visto envuelto en polémica tras decir en un programa de la televisión egipcia que una esposa puede ser golpeada siempre y cuando no se le rompa ningún hueso.

El imán ha asegurado que "el remedio que el Corán ofreció es golpear de un modo simbólico con el propósito de reformar pero sin causar daño".

El Tayeb es el líder de la institución más prestigiosa del islam suní. El imán ha puesto de manifiesto la autoridad del hombre sobre la mujer: "Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otros”.

Ha insistido en el deber de sumisión de la mujer cuando el hombre, en su pleno derecho, agreda a una mujer por no someterse a sus órdenes: "Aquellas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas”.

"No debe romperle ningún hueso"

Según El Tayeb, el hombre tiene “unas normas y límites” a la hora de ejercer esta violencia sobre las mujeres: "No debe romperle un hueso, ni provocarle daños en un órgano o miembro de su cuerpo, ni pegarle con la mano en la cara, ni darle heridas, ni causarle perjuicio psicológico", dice El Tayeb.

El imán añade que "el objetivo es golpearle de una manera simbólica con el Swak (un pequeño palo de madera que se utilizaba como cepillo de dientes) o el cepillo de nuestro tiempo”.

A raíz de la polémica, Al Azhar ha querido rectificar las palabras de su dirigente en un comunicado que dice que "el maltrato a la mujer se ha convertido en una de las causas del daño psicológico que se refleja negativamente en la familia".

En el texto, EL Tayeb continúa diciendo que "espero poder vivir para ver legislación en nuestro mundo árabe e islámico que criminalice el maltrato”.