La aparición de varices en las piernas es un problema que experimentan una de cada cuatro personas adultas a lo largo de su vida, en su mayoría mujeres. Aunque son principalmente un problema estético, a algunas personas les puede generar malestar en la zona como cansancio de piernas o hinchazón, por lo que en algunos casos puede ser recomendable eliminarlas.

Noticias relacionadas

Las varices "son dilataciones de las venas de las extremidades inferiores provocadas por la incapacidad de las mismas de hacer subir la sangre desde los pies al corazón", explica a MagasIN Xavier Yugueros, cirujano cardiovascular del Hospital Clínic de Barcelona. "Cuando no funcionan bien se encharca sangre en las mismas y por ello se hacen más grandes, se dilatan y se hacen visibles".

La edad en la que más propensión se tiene a que salgan varices son entre los 40 y 50 años, sobre todo para las mujeres, y hay varios factores que puede provocar su aparición.

Por qué aparecen y síntomas

Uno de ellos es el embarazo "por el propio aumento de peso que conlleva la gestación y la compresión del feto en las venas dentro de la barriga. Esto hace que sobrecargue la circulación de las venas de las piernas y a partir de ahí se tenga más predisposición a desarrollar varices".  

También es habitual que las personas con varices tengan antecedentes familiares, ya que tienen "una importante carga genética". Hay una heredabilidad muy importante de este tipo de problema.

El último factor importante que conlleva la aparición de varices es el estilo de vida. Las personas que tienen que estar mucho tiempo de pie o sentados en una misma postura es probable que desarrollen varices a lo largo del tiempo, y que además vengan acompañadas de los principales síntomas: pesadez en las piernas, molestias, cansancio o hinchazón

Algunas veces, "aunque es poco frecuente", las varices pueden tener algún tipo de complicación como úlceras. No obstante, el doctor Yugueros insiste en que no suelen ser "un problema médico que dé mucha complicación".

Cambiar el estilo de vida

Las varices pueden evitarse hasta cierto punto con un estilo de vida activo, saliendo a caminar de forma habitual, o intentando no estar muchas horas de pie o sentado con las piernas en una posición fija.

Una vez que salen, hay distintas formas de tratarlas. El primero es el cambio en el estilo de vida. Al igual que para evitar su aparición, para mejorar sus síntomas es importante tener una vida activa, salir a caminar o evitar el sobrepeso. El doctor Yugueros recomienda mantener los pies en alto al tumbarse o sentarse, en vez de tenerlos colgando. También aplicar frío en las piernas, por ejemplo, dándose duchas frías en vez de calientes

Otros tratamientos

Después está el tratamiento farmacológico, "tomar un tipo de medicación que ayude a que estas venas tengan algo más de fuerza y por tanto drenen mejor las piernas".

Por último estaría la cirugía. "Hay desde técnicas clásicas convencionales que eliminan el segmento dañado de la vena para que no se encharque la pierna, a otras que hacen básicamente lo mismo pero evitando la cirugía y son “menos invasivas”. Te dan un pinchazo sin tener que hacer un corte".

A la hora de decidir si operarse o no, lo imprescindible es consultar con un especialista que evalúe el caso y tome la decisión ya que, "al no ser problemas graves, no se suelen operar". "El nivel de síntomas que tengas y cómo te limita en tu día a día es lo que marca un poco el hacer o no hacer una cirugía. Obviamente también hay que tener en cuenta el tipo de varices que tiene cada uno".

"Las pequeñas arañas vasculares son meramente estéticas, no tienen implicación ninguna con la molestia. No tiene ningún sentido tratarlas salvo por la estética, porque en cuanto a la molestia el paciente no va a ganar nada. Si son varices más grandes que realmente generan mucha molestia (como por ejemplo las varices tronculares), y viendo las características del paciente, sí se puede ofrecer sin ningún problema la cirugía, tras valorarlo por supuesto con un especialista".

También te puede interesar...