Un caso de violencia machista ha conmocionado a Bélgica, después de que una joven se quitara la vida tras ver la violación que había sufrido días antes colgada en internet. La policía belga está llevando a cabo una investigación y 5 personas han sido detenidas, tres de ellos menores de edad. 

Noticias relacionadas

Según ha apuntado la Fiscalía de Flandes Oriental a los medios del país, la terrible agresión sexual ocurrió el pasado 14 de mayo. La chica había quedado con un amigo en el cementerio Westerbegraafplaats en Gante, pero se unieron a ellos otros cuatro jóvenes. 

No se han filtrado muchos datos acerca de dónde tuvo lugar la violación, pero le informe policial detalla que los agresores tomaron fotos mientras la violaban y las compartieron en las redes sociales.

Unos días después de la violación, la joven no pudo soportarlo más y se suicidó. Más tarde, según informa The Daily Mail, un amigo de la chica contó a sus padres lo que había ocurrido. "Estas imágenes fueron la última gota para ella... todo su mundo se derrumbó", declaró el padre de la víctima al periódico flamenco Het Nieuwsblad.

Las imágenes grabadas durante la agresión y colgadas en internet ayudaron a la policía a identificar a los sospechosos, que fueron detenidos la semana pasada.

"Tres menores fueron recluidos en una institución cerrada por el juez de menores en Gante y dos adultos (ambos de 18 años) fueron detenidos por el juez de instrucción en Gante por delitos que habrían ocurrido poco antes de la muerte de la víctima. La sala del consejo en Gante decidió hoy que la detención de los dos adultos se extenderá por un mes", informó la oficina del Fiscal de Flandes Oriental en un comunicado recogido por CNN.

Los dos adultos sospechosos fueron acusados de "violación, agresión indecente y tomar y compartir fotografías que probablemente constituyan un ataque a la integridad de una persona" y no tienen condenas previas.

Consternación en la ciudad

El alcalde de la ciudad natal de la familia, que según la BBC también conocía a la víctima, declaró su consternación por lo ocurrido. "No me creo que algo así pueda pasar en este municipio", dijo en una entrevista con el sitio web belga Het Laatste Nieuws.

El caso ha llegado hasta la política nacional. A este respecto, el ministro de Justicia belga Vincent van Quickenborne escribió el martes en Twitter: "Horrible. No hay palabras para eso. Mis pensamientos están con la familia y los amigos. Los sospechosos han sido arrestados y la investigación está en curso. Se debe llegar a la justicia y se llegará".

"Hago un llamamiento a las víctimas de violencia sexual: denunciad. Hay personas dispuestas a ayudaros en los centros de atención sexual. La justicia hará todo lo posible para sancionar a los perpetradores. También a los que difunden imágenes, porque eso también es punible. Prioridad absoluta para la justicia".

La secretaria de Estado para la Igualdad, Sarah Schlitz, ahondó en la gravedad de compartir contenidos de este tipo online y aseguró que se tomarán medidas para evitarlo. "La distribución de este tipo de imágenes en las redes sociales no solo es intolerable, sino también totalmente ilegal. Simplemente no debería ser posible".

En los últimos años compartir agresiones sexuales así como actos sexuales sin el consentimiento de una de las partes, se ha convertido en un delito muy habitual. También han aumentado las búsquedas de términos como "violación en grupo" o "abusada" en los portales de páginas porno y en España incluso una web advirtió públicamente de un "preocupante" incremento de personas que buscaban los vídeos de la agresión de 'La Manada'. En este caso, la agresión y el colgar las imágenes online han terminado con la vida de una chica de solo 14 años.