La escultora Blanca Muñoz se ha convertido en la sexta mujer en ingresar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (RABASF), de la que ya era académica de número por la sección de escultura.

Noticias relacionadas

Muñoz (Madrid, 1963) se encuentra entre las artistas más reconocidas en ese campo en España.

Esta semana aseguró en una entrevista que nunca estuvo entre sus planes ingresar en la RABASF, un empeño que siempre tuvo el crítico Antonio Bonet, expresidente de la academia, al que siempre escuchaba "pero como a una madre que te dice que eres la mejor de ARCO", confesaba con humor.

Su nombramiento supone un guiño al arte contemporáneo de una generación más joven que la mayoría de los actuales académicos: "Es síntoma de que la academia quiere seguir abriéndose. Hay que dar valor a lo tradicional pero actualizándolo".

Valoró asimismo el hecho de ser la sexta mujer en convertirse en académica de esta centenaria institución al reconocer que "las mujeres están más presentes en todos los campos y de forma natural se va a seguir extendiendo su poder".

La Real Academia de Bellas Artes está ligada a sus inicios, primero con una beca para estudiar en la Academia Española en Roma, y más adelante con el Premio Nacional de Grabado (1999).

Otras mujeres

En el mes de diciembre, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando eligió a la primera mujer en entrar en su junta en 268 años de historia. Se trataba de la Premio Nacional de Historia de España y directora del Centro Superior de Investigación y Promoción de la Música (Csipm) de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Begoña Lolo, que fue elegida como nueva censora.

Esta institución se fundó en 1752, hace 268 años, con lo que se ha consolidado como una de las tres academias más antiguas, junto a la de la Lengua y la de Historia; y hasta ahora ninguna mujer había formado parte de sus órganos de responsabilidad, según subraya la UAM en una nota.

En su momento, Lolo insistió en que era "un honor y un reto" asumir este cargo en una institución que es "uno de los centros dinamizadores de la actividad cultural más relevantes en la defensa del Patrimonio Histórico", y que conserva la segunda pinacoteca más importante del país, según ha recogido la UAM en una nota.