Josefina Cuesta, catedrática emérita de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca y pionera en el estudio de la memoria histórica, ha fallecido este martes. Una de sus grandes aportaciones ha sido La odisea de la memoria (Alianza, 2008), una obra en la que analizaba cómo los distintos periodos históricos, poniendo el foco de atención sobre todo en la Segunda República, la Guerra Civil, la dictadura franquista y la Transición, se han enfrentado con su pasado, inmediato o remoto.

Noticias relacionadas

En este libro defendía que la memoria de España está asentada sobre crímenes de Estado, violaciones de los derechos humanos, sistemas de opresión y represión intelectual y material. Cuesta, que legó otras obras fundamentales como Historia del presente (1993), fue galardonada en 2008 con el Premio María de Maeztu a la Excelencia Científica por la Universidad de Salamanca. También fue patrona y colaboradora del Centro Documental de la Memoria Histórica o directora del Centro de Estudios de la Mujer del centro salmantino.

Precisamente ha sido el Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad de Salamanca (CEMUSA), el que ha confirmado su muerte en un hospital de la capital salmantina a los 74 años.

Otra de las principales líneas de investigación de su carrera consistió en la recuperación de la memoria de muchas mujeres del siglo XX: republicanas, socialistas, comunistas o anarquistas que provocaron un cambio de paradigma en aquella España. Actualmente codirigía junto a María José Turrión la colección Memoria de Mujer, de la Universidad de Salamanca, para dar a conocer estudios sobre la mujer relativos a todos los ámbitos científicos.

Autora de numerosas publicaciones, Josefina Cuesta también fue Investigadora Asociada en el Institut d'Histoire du Temps Pésent de París y en el Centre Vituel de la Connaissance de l'Europe de Luxemburgo; y profesora invitada en la Universidad de Paris 7 Denis Diderot y de Limoges, Toulouse, el Institut Catholique de Paris y en la Universidad de La Plata.

Josefina Cuesta se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid, aunque hizo el doctorado en la Universidad de Salamanca, donde defendió su tesis doctoral y en la que se quedó como profesora hasta que en 2003 logró la cátedra de Historia Contemporánea.

La exsecretaria de Estado de Igualdad, entre 2018 y 2020, Soledad Murillo, ha asegurado en sus redes sociales que se "ha perdido a una profesora que disfrutaba en el aula e investigadora de la historia de las mujeres", además de "una catedrática sin pedestales, gracias a su gran conocimiento y a sus incondicionales afectos".

Asimismo, el historiador español Ángel Viñas también se ha despedido de Josefina Cuesta a través de sus redes sociales a la que ha definido como "una gran persona que había ido comprometiéndose en el estudio teórico de la memoria".