Spanish Women Leaders in Life Sciences (SWL), integrada por un grupo independiente de mujeres profesionales, con puestos de responsabilidad vinculados al sector de la salud, en el ámbito público y privado, pide al Gobierno que la Salud sea destinataria prioritaria de los fondos Next Generation EU de la Unión Europea (UE), en una cuantía equivalente a la importancia estratégica del sector en la economía real.

Noticias relacionadas

Defienden que esto permitiría el desarrollo de iniciativas innovadoras dirigidas a mejorar la salud de los ciudadanos de manera sostenible y con equidad; a fortalecer y digitalizar el Sistema Nacional de Salud; y a poner en marcha los mecanismos de colaboración público-privada necesarios que disminuyan la dependencia del exterior.

Por otro lado, demanda que la asignación de estos fondos se base en una agenda ambiciosa, estratégica y coordinada, y en cuya realización se involucre de manera urgente a todos los agentes de la salud, incluyendo pacientes, profesionales sanitarios, sector industrial, centros de investigación y a las autoridades sanitarias de todas las administraciones del Estado.

Asimismo, solicitan que su ejecución se base en los principios de eficacia, transparencia y de la evaluación de su impacto, poniendo en marcha las estructuras necesarias para que los trámites administrativos se realicen de forma ágil y transparente, y sus resultados sean evaluados en función de los objetivos perseguidos.

Desde SWL recuerdan que en España es el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia el que guiará la ejecución de 72.000 millones de euros de los fondos Next Generation UE hasta 2023, unos fondos impulsados por la Unión Europea para ayudar a hacer frente al impacto económico y social provocado por la pandemia. 

En palabras de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, es el moneto de "construir el mundo en el que queremos vivir: una unión de vitalidad en un mundo de fragilidad". Por esa razón, afirman desde SWL, "este ambicioso programa debe ser la piedra angular en la construcción conjunta de esta nueva realidad que los españoles necesitamos". 

Sin embargo, lamentan que entre sus diez reformas estructurales para un crecimiento sostenible e inclusivo, el programa señala una sola prioridad relacionada con la salud, un 'Pacto por la ciencia y la innovación' y el 'Refuerzo de las capacidades del Sistema Nacional de Salud'.

"No puede sino alarmarnos la falta de reformas estructurales definidas enfocadas a la salud y a nuestro sistema sanitario cuando, precisamente, nos encontramos en esta situación por una crisis sanitaria", afirman.

Contribución clave

Además, añaden que la salud supone un sector estratégico que contribuye "decisivamente" al desarrollo social y económico del país. 

"Debemos destacar el altísimo porcentaje de empleo femenino cualificado con el que cuenta; su capacidad para el desarrollo de proyectos en investigación, innovación y transformación digital; la generación de conocimiento en las áreas de mayor desarrollo tecnológico; y la facultad de reducir sustancialmente nuestra dependencia exterior en productos imprescindibles para la seguridad de nuestros ciudadanos. En definitiva, por su potencial para situarnos a la cabeza de los países más desarrollados del mundo", indican.

Por ello, prosiguen, "las firmantes de este documento queremos llamar a la acción a la sociedad española para exigir a nuestro gobierno que adopte todas las medidas necesarias que conviertan a la Salud en auténtica prioridad y en el motor central de progreso social y económico, ya que solo así podremos salir verdaderamente más fuertes de la crisis actual y garantizar la protección de los españoles ante crisis futuras".

Además, avisan de que "se trata de una necesidad inaplazable", ya que el próximo 30 de abril finaliza el plazo de presentación de iniciativas y, por tanto, "se cierra la puerta a una oportunidad única", concluyen.