La actriz transexual Daniela Santiago ha sido una de las representantes elegidas por Irene Montero para el acto institucional del Ministerio de Igualdad por el Día Internacional de la Mujer. En pleno debate sobre la 'Ley trans' y después de culpar al PSOE de bloquear su tramitación, la ministra de Igualdad ha querido integrar a una mujer trans en la celebración. 

Noticias relacionadas

"A las mujeres se nos ha enseñado a hacer caso omiso de nuestras diferencias, o a verlas como motivo de segregación o desconfianza", ha comenzado Daniela Santiago su intervención, rebelándose contra las mujeres que atacan la ley trans y que se niegan a compartir espacios como baños femeninos "por cuestión de precaución".

La actriz ha hecho un alegato por la sororidad y "hacer causa común con otras que también están fuera del sistema" como las mujeres "pobres, viejas, mujeres de color". "La supervivencia es aprender a mantenerse firme contra la soledad, contra la impopularidad y quizá los insultos". 

Ha reivindicado las diferencias de cada mujer y la oportunidad que suponen para "convertirlas en potencialidades". En un discurso marcado por los mensajes sibilinos contra lo establecido, Santiago ha apelado a cambiar las reglas del juego como único camino para lograr una transformación real del sistema. 

"Las herramientas del amo nunca desmontan la casa del amo. Y quizá nos permitan obtener una victoria pasajera siguiendo sus reglas de juego pero nunca nos valdrán para conseguir un auténtico cambio. Eso solo resulta amenazador para aquellas mujeres que siguen considerando que la casa del amo es su única fuente de apoyo". 

Santiago también ha reproducido un fragmento del texto La hermana, la extranjera de la activista Audre Lorde para defender que el feminismo como movimiento transversal debe superar "la primera lección patriarcal de 'divide y vencerás' y convertirse en 'definamos y cobremos fuerzas'". 

De esta manera, hay que contar en la lucha con las mujeres de color y pobres y que "saben que hay una diferencia entre las manifestaciones cotidianas de la esclavitud marital y la prostitución".

"Si la teoría feminista estadounidense no necesita explicar las diferencias que hay entre nosotras ni en nuestra opresión, ¿cómo explicáis que las mujeres que limpian la casa y cuidan de vuestros hijos mientras vosotras asistís a conferencias sobre teorías feministas sean en su mayoría mujeres pobres y de color? ¿Qué teoría respalda el feminismo racista?", ha preguntado. 

De nuevo ha aludido a la potencialidad de la diferencia sosteniendo que: "En un mundo de posibilidad para todas, nuestras visiones personales contribuyen a los cimientos de la acción política". Así ha concluido que "al no reconocer las diferencias como una fuerza fundamental, las feministas académicas no consiguen superar la primera lección patriarcal: en nuestro mundo 'divide y vencerás' debe convertirse en 'definamos y cobremos fuerzas'".

Críticas de feministas

Aunque el discurso de Daniela Santiago ha sido aplaudido por muchos internautas en redes sociales, también ha suscitado críticas por parte de otras feministas como Elena Valenciano. La exeurodiputada socialista ha tachado el discurso de la actriz de "demagógico y simplista, muy del gusto del patriarcado".

"A ver si resulta que el trabajo doméstico remunerado es un delito!! ¿O nos quedamos todas en casa cuidando a nuestras niñas y niños?", ha escrito la que fuera vicesecretaria general del PSOE como respuesta a las palabras de Santiago sobre las limpiadoras y cuidadoras. 

Asimismo, otros usuarios han calificado las palabras de Santiago como "misóginas" por "echar la culpa a las mujeres" y "no ir a la raíz del problema, el machismo".

Quién es Daniela Santiago

Todavía hay personas que no la conocen, pero Daniela Santiago está cada vez más presente en el panorama cultural español. Saltó a la fama el año pasado por su actuación en la serie Veneno, por la que ha recibido un Premio Ondas y un Premio HOY Magazine. Santiago interpretaba a Cristina Ortiz "La Veneno" en su segunda etapa y recibió muy buenas críticas. 

Daniela Santiago en 'Veneno'.

Fue una de las asistentes a los Goya del pasado sábado que recibió comentarios machistas en la retransmisión en directo de la gala. "Esta cobra, toda llena de tatuajes... Qué puta, puta seguro", se pudo escuchar en el live de Facebook. 

Sin embargo, la actriz respondió rápidamente para dejar claro que no permitiría ningún tipo de ataque contra su persona: "No soy prostituta por llevar mi cuerpo marcado de recuerdos y vivencias que forman parte de mí, cada tatuaje que llevo cuenta una historia, un momento, un recuerdo. Sólo diré que lamentablemente es tan necesario el 8-M para demostrar y pelear por nuestra dignidad. Hay mucho por lo que seguir peleando".

La actriz también protagonizó una polémica con 'los Javis' (Javier Calvo y Javier Ambrossi) en los Premios Forqué, celebrados en enero. Al anunciarse que Antidisturbios había sido elegida Mejor serie del año, en lugar de Veneno, que también estaba nominada, los tres abandonaron la sala sin dar más explicaciones, un acto que fue muy criticado en redes sociales. Muchos les acusaron de "no saber perder" y de "falta de compañerismo".