Unidas Podemos sigue y todo indica que seguirá sin condenar la violencia callejera ejercida por radicales tras el ingreso en prisión de Pablo Hasél. El rapero leridano está condenado por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y los últimos días ha recibido el apoyo verbal y simbólico de diferentes políticos de la formación morada.  

Noticias relacionadas

Esto ha salpicado directamente a Irene Montero, quien ha llegado a justificar mediante una imagen en sus redes sociales la violencia. En concreto, la ministra de Igualdad ha publicado en Twitter una fotografía de Emmeline Pankhurst, líder de las suffragettes británicas que lucharon por el sufragio femenino a finales del siglo XIX y principios del XX, siendo detenida durante una protesta. En este sentido, Montero ha equiparado a Pablo Hasél y los detenidos en los disturbios por su encarcelación, con el movimiento feminista de aquellos años.

Sin embargo, la defensa se le está volviendo en su contra porque lo escandaloso para una gran mayoría ha sido la defensa férrea de un rapero que ha dejado constancia de su machismo explícito en redes sociales. Durante años, Hasél ha escrito numerosos mensajes en el pasado faltando al respeto e insultando a las mujeres, tachándolas de "putas".

"Escribo poesía, sí, y también puedo decirte ‘vete a comer pollas zorra hija de la gran puta'", escribía el leridano en abril del 2012. "Más quisieran esas que me llaman 'machista' por decir 'zorra' que las trataran como yo trato a la chica que amo", añadía en septiembre del mismo año.

El más ofensivo y denigrante de todos lo hizo en marzo de 2012: "Bukkake para todas esas piradas que nos pintan a todos los hombres como maltratadores en potencia y les gustaría que solo hubiera mujeres".

Críticas a Montero

Los tuits de Pablo Hasél van más allá y puede comprobarlos cualquier usuario en su perfil de Twitter. "Me ofende que esa zorra crea que voy a hacerle caso por tener coño y dos tetas", aseguraba en septiembre del 2012. Los mensajes de este calado son incontables y las redes sociales han arremetido contra Irene Montero y el partido liderado por Pablo Iglesias por defender a un hombre capaz de escribir semejantes tuits.

Cayetana Álvarez de Toledo tampoco ha querido mantenerse al margen ante el silencio de Unidas Podemos. La diputada por Barcelona del Partido Popular ha compartido públicamente cuatro fotografías donde recopila algunas de las perlas machistas de Pablo Hasél. 

Borja Sémper, antiguo portavoz del Partido Popular en el Parlamento vasco, también ha mostrado su incredulidad ante la posición de la formación morada. "Han quemado la ciudad por un tipo que habla así de las mujeres. Cultura de la cancelación y tal, pero depende", ha expresado en su cuenta de Twitter.

Ante el silencio de Montero, la respuesta ha venido por parte de usuarios que recalcan que las palabras de Hasél, por muy desafortunadas que sean, no implican abandonarle por una causa de injurias a la Corona. Además, destacan que los mensajes ofensivos hacia las mujeres se escribieron hace ya casi 10 años.

Lo que es evidente es que la polémica que concierne al rapero Pablo Hasél ha supuesto un quebradero de cabeza para este Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Y todo ello mientras las protestas continúan.