El Ministerio del Interior ha desvelado este lunes las nuevas guías del sistema que protege policialmente a las mujeres que sufren violencia machista. Además, el ministro Grande-Marlaska ha presentado la campaña #CuentaConNosotrxs, en relación a la Policía Nacional y la Guardia Civil, que ya se ha comenzado a difundir a través de las redes sociales. Con esta actuación se pretende poner el foco sobre el fenómeno del maltrato digital.

Noticias relacionadas

Así se ha hecho desde la cuenta oficial de la Policía Nacional, con un tuit en el que un vídeo recoge una serie de intercambios de mensajes entre una pareja joven que muestra que las amenazas, los insultos, la difusión del control de movimientos o el chantaje en una red social o a través de móvil son también violencia de género. "Ante cualquier manifestación de violencia por parte de tu pareja o ex: #CuentaConNosotrxs", reza la publicación.

Pero más allá de la campaña, la polémica la ha generado el lenguaje, en concreto el lenguaje inclusivo que desprende el título. En vez de utilizar el masculino o el femenino, Interior ha apostado por el colectivo neutro a través del empleo de la letra X.

Uno de los primeros en criticar esta decisión ha sido el escritor y académico Arturo Pérez-Reverte: "¿Una Policía Nacional que intenta que los ciudadanos la tomen en serio puede escribir "nosotrxs" en un twit oficial sobre un asunto tan importante como éste?... ¿O se devalúa y ridiculiza así el propio mensaje?", se ha preguntado también en Twitter.

Con sarna, el comunity manager de la Policía Nacional le ha respondido al novelista señalando una errata de su mensaje: "twit" en vez de "tuit".

Pero en encontronazo no ha terminado ahí. El creador del capitán Alatriste ha respondido a la cuenta de la Policía en los siguientes términos: "Reconozco que se lo he puesto fácil, en efecto. La diferencia es que lo mío se arregla prestando más atención a las teclas cuando escriba. Lo de ustedes y sus chorradas lingüísticas es impropio de una institución que debería mostrarse ejemplar en todo. Hasta cuando abre la boca".

Pérez-Reverte, miembro de la Real Academia Española, es uno de los grandes críticos de este tipo de fórmulas lingüísticas con las que se busca no diferenciar a mujeres y hombres. "¿Decir 'todes les niñes'?, me niego. No me da la gana. No porque sea académico, porque yo soy un escritor profesional (...) me niego a que me digan cómo tengo que escribir para no ser machista", dijo el año pasado en un acto en Buenos Aires. "El mundo ha cambiado, la mujer tiene roles que antes no desempeñaba, y es evidente que la lengua debe adaptarse a ello, lo que pasa es que hay límites y el límite es la estupidez", añadió.

En 2018, el autor de Línea de fuego (Alfaguara), amenazó incluso con abandonar la RAE si la Docta Casa apoyaba una reforma de género de la Constitución. "Tiene usted mi palabra", le dijo a un tuitero que le preguntaba si sería el único en dar un portazo de llegar a registrarse esa decisión.

La RAE presentó el pasado mes de enero el Informe sobre el buen uso del lenguaje inclusivo en nuestra carta magna tras ser requerida por la vicepresidenta Carmen Calvo y concluyó que el texto constitucional es "gramaticalmente impecable". Tan solo propuso una significativa modificación en cuanto a la Jefatura del Estado: desdoblar las palabras "Rey" y "Reina" y "Príncipe" y "Princesa" de Asturias".