En la sección de Motor de El Español hemos tenido la oportunidad de realizar una primera toma de contacto con el nuevo Citroën ë-SpaceTourer. Se trata de un vehículo 100% eléctrico que completa la gama del SpaceTourer –la versión con motor de combustión-. A su vez, este ë-SpaceTourer comparte elementos con el Citroën Jumpy, la variante furgoneta (o comercial).

Noticias relacionadas

Si bien el Jumpy está pensado para los autónomos y las empresas, este ë-SpaceTourer tiene un uso más indicado para los viajes y desplazamientos, es decir para transportar personas. De ahí que pueda ser un vehículo indicado, por ejemplo, para hoteles de grandes ciudades que tienen que hacer traslados hasta o desde centros urbanos. E incluso, también podría ser una opción válida para familias numerosas que viven en ciudades con restricciones a la circulación.

Y decimos que este vehículo de pasajeros es idóneo para las ciudades más habitadas porque se trata de un vehículo 100% eléctrico, es decir un modelo que se propulsa por un motor eléctrico que funciona por la energía almacenada en su batería.

Antes de pasar a analizar el sistema de propulsión… conviene señalar que es un modelo que está disponible en tres tallas. Hablamos de tres diferentes longitudes: son 4,60 metros (XS), 4,95 metros (M) y 5,30 metros (XL). Todos ellos, no obstante, tienen una misma altura, que es situarse por debajo de los 1,90 metros, algo básico que asegura poder entrar en todos los garajes.

El Citroën ë-SpaceTourer puede desplazar hasta nueve personas.

Junto con las longitudes, otro aspecto a tener en cuenta es que cuenta con una gran polivalencia interior. Tal es así que puede incorporar hasta nueve asientos repartidos en tres filas. Por ello pensamos que este modelo puede ser idóneo como vehículo de 'transporte' de personas en eventos, en hoteles, centros educativos, convenciones o incluso como dijimos también para familias con un elevado número de hijos y que tengan que acceder a los centros de las ciudades.

Entre otras razones porque al ser un vehículo 100% eléctrico, no cuenta con restricción alguna en el tráfico y, al disponer de la etiqueta CERO de la DGT, también permite aparcar gratis en algunos lugares como la zona SER de la ciudad de Madrid.

El Citroën ë-SpaceTourer cuenta con unas puertas correderas muy útiles para acceder a las plazas traseras.

En cuanto al sistema de propulsión, aquellos que estén interesados pueden elegir dos sistemas, dependiendo principalmente de la batería. En este sentido, el motor es siempre el mismo que es el motor eléctrico de 100 kW (136 CV) incluido en todos los modelos eléctricos del Grupo Stellantis (antiguo PSA).

Y a ello se suma dos posibles baterías, dependiendo de la capacidad. Así tenemos una batería de 50 kWh de capacidad y una segunda con más autonomía de 75 kWh de capacidad (esta última será la más demandada, según los responsables de la marca).  Con todo ello, el vehículo con menos batería rondaría los 230 kilómetros y la versión de 75 kWh podría llegar hasta los 330 kilómetros.

Cuenta con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y dos posibles baterías (50 y 75 kWh).

Además, otro de los elementos interesantes de este vehículo es que admite cargas con corriente continua de hasta 100 kW lo que supone que la batería la cargaría al 80% en 30 minutos. En el caso de cargas lentas, serían alrededor de 15 horas a 3,7 kWh, 8 horas a 7,4 kW y algo menos de cinco horas a 11 kW. Precisamente a 11 kW es la capacidad máxima de carga en corriente alterna.

A ello se suman todas las ayudas a la conducción disponibles como las puertas correderas, el head-up display, o la alerta por peatones animales u otros vehículos.

Segunda fila de asientos.

Una vez al volante del Citroën ë-SpaceTourer, lo cierto es que las sensaciones son como si se tratara de un coche eléctrico pero de mayor tamaño. La suavidad, el silencio y el confort de marcha son sus principales indicadores. Circular con él durante unos pocos kilómetros es un ejercicio de serenidad puesto que estás transportando a un buen número de personas con cero emisiones contaminantes.

También destaca por su facilidad de conducción a pesar de ser un vehículo que ronda los cinco metros de largo, en realidad es fácil de manejar, gracias a la posición de conducción elevada y a un puesto de conducción sencillo.

Tercera fila de asientos.

Es cierto que la versión de 50 kWh de la batería con unos 230 kilómetros en modo WLTP pueda parecer que la autonomía se queda algo justa. Para ello Citroën ofrece la versión de 75 kWh que supera los 300 kilómetros.

Además, hay que tener en cuenta que este tipo de vehículos serán utilizados por familias o empresas con cargadores. De ahí que con una carga diaria para las empresas tienen asegurada la movilidad de una jornada, y con una carga cada tres, cuatro o incluso cinco días, las familias pueden solventar su día a día. En definitiva, movilidad de cero emisiones para todos los públicos.

El nombre de ë-SpaceTourer hace referencia a la versión 100% eléctrica.

En relación con los precios, este modelo está disponible desde 52.514 euros, precios sin descuentos ni subvenciones, como el Plan Moves 3, recién aprobado. Este precio se corresponde con la versión XS, la batería de 50 kWh y el acabado Business.

Versatilidad de los asientos.

La variante más cara es el ë-SpaceTourer Talla M Shine con la batería de 75 kWh que rondaría los 69.885 euros.