Importante anuncio realizado por el Gobierno hoy en materia del desarrollo del coche eléctrico en España y que a día de hoy solo supone el 1,7% de cuota de mercado en nuestro país.

Noticias relacionadas

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha señalado ante la pregunta de una posible reducción del IVA a los coches eléctricos que desde el Gobierno “es un tema en el que siempre nos hemos mantenido abiertos”.

Esta respuesta de Ribera a la posibilidad de reducir los impuestos de los coches eléctricos la ha realizado durante el VI Foro Nissan, en el que también ha participado Bruno Matucci, nuevo Consejero director General de la compañía japonesa en España.

“Creemos que la política fiscal es una política importante y España está muy por debajo del promedio de la fiscalidad ambiental (para bien y para mal) respecto al conjunto de los países de la Unión Europea”, ha confirmado la ministra.

“Se trata de un entramado complejo en los diferentes niveles de la administración con diferentes figuras impositivas que generan señales contradictorias y este proceso está tutelando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y en el que evidentemente estamos trabajando, si bien llevará algún tiempo, pero estamos abiertos a esta opción”, ha señalado.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el Senado. Europa Press.

5.000 euros de ahorro

Esta demanda de la reducción del IVA de un coche eléctrico es algo fundamental que lleva pidiendo la industria de la automoción en los últimos tiempos. El Nissan Leaf, por ejemplo, uno de los primeros eléctricos que se han puesto a la venta en España tiene un precio oficial de 35.620 euros, cifra donde se incluye ya el IVA al 21%.

En este caso estaríamos hablando aproximadamente de que el Estado ingresa por este coche eléctrico algo más de 6.000 euros en concepto de IVA ya que el precio sin impuestos del vehículo ronda los 29.000 euros, aproximadamente.

En el caso de que este coche tuviera un IVA reducido (al 4%, por ejemplo, que es lo que pide el sector) estaríamos hablando de que el IVA por este coche sería de unos 1.100 euros, lo que supondría un coste para el usuario de unos 5.000 euros menos, aproximadamente.

Recargas en la gasolinera

Además, la ministra de Transición también ha querido remarcar otras iniciativas en relación a la electrificación del parque. “En este sentido, desde este Gobierno se ha gestionado el proceso burocrático de instalar cargadores declarándose de utilidad pública la instalación de cargadores la vía pública”, continúa.

“Es verdad que todavía un trabajo muy importante con ayuntamientos y entidades municipales pero hemos incluido en la Ley de Cambio Climático las obligaciones de cargadores rápidos en las gasolineras, dependiendo de su volumen de venta”, ha comentado.

“Es cierto que hemos llegado tarde a este debate y esto es algo que no debería haber ocurrido”, ha afirmado. “Pero en estos momentos el conjunto de actores está orientando al debate público en una dirección muy correcta para saber dónde están las oportunidades”, ha señalado.

“No solamente es importante la fiscalidad que facilite la transformación industrial, también es clave contar con marcos estables y con capacidad de anticipación. El Gobierno tiene un compromiso para poder trabajar con el sector del automóvil, con el de los componentes, ensamblaje... para asegurar que siga siendo un sector fundamental del conjunto de nuestra industria y que nos facilite el recorrido no solamente hacia la descarbonización de la economía también y modos estilos de vida saludables, seguros, confiables y conectados”, ha concluido.

Mantener las ayudas

Nissan, por su parte, ha solicitado al Gobierno que mantenga los planes de ayudas para la compra de coches eléctricos y ha pedido una rebaja del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para este tipo de modelos 'cero emisiones'. Así lo ha señalado el consejero delegado de Nissan Iberia, Bruno Mattucci.

"Para una más rápida implantación de la electrificación en España es importante el mantenimiento de planes estables de impulso al vehículo eléctrico, así como al desarrollo de infraestructura, al mismo tiempo que de manera coyuntural se podría reducir el IVA de los vehículos eléctricos para facilitar su compra a los ciudadanos, hecho que podría llegar a triplicar nuestro mercado del vehículo eléctrico", ha asegurado Mattucci.

Para el directivo, en el contexto actual la colaboración público-privada cobra un protagonismo "básico" en el desarrollo e implementación de las nuevas tendencias en el terreno medioambiental y energético.

Aspectos como el desarrollo de las infraestructuras para el vehículo eléctrico, la fiscalidad de los vehículos o las nuevas formas de acercar el sistema energético al consumidor son claves para que España evolucione hacia un ecosistema electrificado capaz de atraer inversiones, crear empleo y generar valor añadido.

En este sentido, Mattucci se ha referido a la tecnología 'Vehicle to Grid', la integración del coche 'cero emisiones' en la red de distribución eléctrica que permite ceder la electricidad almacenada en las baterías de los coches a la red eléctrica cuando los vehículos se encuentran en una toma de corriente.

De esta manera, el usuario puede aportar la energía de su coche cuando este no la usa, de tal forma que se reincorporaría a la red, mejorando el balance energético.

"Con este sistema y sustituyendo el vehículo de combustión por el eléctrico, un ciudadano tendría un ahorro en su factura de la luz de unos 2.400 euros al año", ha reivindicado la firma automovilística japonesa.

Mattucci también ha destacado que no habrá un futuro sostenible sin "movilidad inteligente". "La Movilidad Inteligente Nissan no pretende privar a los humanos de la experiencia de conducir. En lugar de ello, persigue crear un futuro mejor para nuestros clientes, en el que los vehículos sean sus compañeros y ayuden a los conductores a sentirse más seguros y más conectados", ha indicado.