Este martes, el Gobierno finalmente no ha aprobado el nuevo Plan Renove, las ayudas para comprar coche nuevo y reducir la edad media del parque de vehículos en España, que es muy elevada (12,7 años). La aprobación de estas nuevas subvenciones estaba anunciada para este martes, si bien finalmente se ha retrasado. 

Noticias relacionadas

Si bien toca esperar hasta su publicación en el BOE, todo parece indicar que el nuevo Plan Renove está estinado principalmente para adquirir un modelo más eficiente. De esta manera, el usuario que opte por elegir un modelo ‘ECO’, aquellos que se caracterizan por ser microhíbridos o híbridos, recibirá entre 600 y 1.000 euros.

Además, en el caso de adquirir un coche con ‘etiqueta cero’, aquellos híbridos enchufables o eléctricos, las ayudas son más importantes: 4.000 euros.

Y si la persona decide un coche de combustión convencional, un vehículo gasolina o diésel que tenga la etiqueta C, las ayudas serán de entre 400 y 800 euros. Asimismo, para poder solicitar las ayudas de este plan, los turismos adquiridos no podrán tener un precio de más de 35.000 euros (45.000 euros para movilidad reducida).

Hasta aquí, lo anunciado. No hay grandes novedades. Sin embargo, analizando en detalle el plan, vemos que este Plan Renove tiene letra pequeña. Y no solo hablamos de que en 2021, aquellos usuarios que se beneficien de él tendrán que declarar la subvención en la declaración de la renta.

Nos referimos a que no todos los modelos que están a la venta en España podrán contar con las ayudas del Renove.

Solo el 27% de los coches cumplen

De hecho, según la consultora especializada en automoción Jato, en realidad de todas las versiones de coches a la venta en España “solo el 27%” cumplirían con las ayudas del Gobierno. Por lo tanto, el “73% de las versiones de coches a la venta en el mercado” no podrían recibir las ayudas mencionadas.

Para conocer este dato, Jato lo que ha hecho ha sido analizar cada uno de los coches que se venden en España (que son cerca de 300 o 350 modelos, según nuestros cálculos) y estudiar cada una de las versiones que se comercializan de cada modelo (que podría haber entre 10 y 20 versiones por coche). En total estaríamos hablando de entre 3.000 y 5.000 posibles coches a comprar en nuestro país, según nuestras estimaciones.

Estimaciones de la consultora Jato.

Y Jato ha estudiado todas estas variantes para saber cuántas podrían formar parte del nuevo plan Renove que hoy se aprueba.

Eso sí, una ‘cosa’ son las versiones que están a la venta por los fabricantes y otra muy diferente son los coches que compran los usuarios.

Por ello, Jato también ha realizado un estudio sobre los coches vendidos (en realidad hablamos de versiones) entre los meses de enero y mayo de 2020. Y según esta consultora, de todos los vehículos comercializados, el 47% se quedaría sin ayudas, mientras que el 53% sí recibiría las mismas.

Puestos en contacto desde EL ESPAÑOL con la consultora Jato, Stefano Ricci, Country Manager de esta compañía en España, señala: “las ayudas del gobierno hacia los vehículos con menores emisiones están en línea con el ‘mix’ de ventas del mercado español en el primer periodo del año. De hecho, más del 50% de los turismos matriculados en España hasta hoy cumplirían con dichas las condiciones. Sin embargo, la oferta de esos modelos es todavía muy escasa y solo uno de cada tres coches puede aprovecharse de los incentivos”.

Esto significa, continúa Ricci, “una oportunidad para las marcas de aprovechar los próximos meses para redefinir su propia oferta de producto”.

Por qué estos coches no tienen ayudas

En cuanto a las razones por las que estos coches se quedan sin ayudas, son varias. Para empezar, quedan fuera todos aquellos modelos más caros.

En concreto, los coches que superen los 35.000 euros no podrán contar con los descuentos. Esto es algo, por otra parte, que desde el sector se entiende como algo lógico ya que aquellos usuarios con más ‘posibilidades económicas’ no necesitan de ayudas para la compra de coche.

Otra barrera que hace que bastantes coches se queden fuera es el límite de emisiones. Para acceder a las subvenciones los coches tienen que tener menos de 120 gramos de emisiones de CO2 de media.

Y recordamos en este sentido que la moda por los SUV, aquellos coches todocamino, hace que al ser vehículos más grandes y pesados, tengan un mayor consumo y, por lo tanto, un mayor número de emisiones.

Además, otro elemento que se traduce en mayor número de emisiones es la elevada potencia de los motores. Cuando un coche también tiene un motor con muchos caballos también hace que las emisiones sean mayores. De ahí que los coches con mayor potencia (salvo que tengan electrificación) no podrán beneficiarse de las ayudas.

250 millones de ayudas

En cuanto a las ayudas otorgadas por el Gobierno, en total son 230 millones de euros para turismos y comerciales ligeros (aquí entran particulares, pymes y grandes empresas) y otros 20 millones adicionales para industriales y autobuses.

Para que los particulares se acojan a las ayudas tienen que cumplir los siguientes requisitos:

Achatarramiento de un vehículo de al menos 10 años de antigüedad (si tiene más de 20 años habrá una ayuda adicional)

• Que el vehículo elegido tenga la etiqueta A o B del IDAE

• Que el usuario no se acoja al Moves

Además, dependiendo del tipo de vehículo que sea, las ayudas serán diferentes. En concreto, son las siguientes, recogidas en esta tabla:

Particulares
Particulares
Pyme
Pyme
Gran Empresa
Gran Empresa
A (Idae)
B (Idae)
A (Idae)
B (Idae)
A (Idae)
B (Idae)
Etiqueta CERO
4.000 €
4.000 €
3.200 €
3.200 €
2.800 €
2.800 €
Etiqueta ECO
1.000 €
600 €
800 €
500 €
700 €
450 €
Etiqueta C
800 €
400 €
650 €
350€
550 €
300 €