Málaga

Agentes de la Policía Nacional detuvieron este miércoles, en Torremolinos (Málaga), a un hombre de 24 años y nacional de los Países Bajos al tener en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) decretada por Holanda, por un delito contra las personas.

Noticias relacionadas

El arrestado se encontraba en un establecimiento de la localidad cuando fue reconocido por una agente holandesa que se encontraba de vacaciones. Finalmente, el arrestado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad malagueña.

Sobre las 01.15 del día 18, agentes adscritos a la Comisaría Local de Torremolinos fueron comisionados por el Centro Inteligente de Mando de Comunicación y Control (Cimac) a un establecimiento de la localidad donde, según manifestaciones de una agente holandesa que está de vacaciones en el municipio, había un fugitivo buscado por su país de origen.

Una vez en el lugar, y tras realizar las oportunas gestiones, los actuantes comprobaron que al mismo le constaba en vigor, desde finales del pasado mes de julio, una orden detención y entrega decretada por Holanda.

Según recoge la requisitoria, el arrestado sería el supuesto autor de un apuñalamiento acontecido en la localidad de Haarlem en junio de este mismo año. La víctima habría sido herida en la zona de la axila sufriendo una hemorragia arterial, han precisado desde la Policía Nacional.

El pasado fin de semana, agentes de la Policía Nacional, junto a agentes de Policía Local, detuvieron a un hombre de 41 años y nacionalidad española, por su supuesta responsabilidad de un delito de tráfico de drogas.

El individuo fue sorprendido mientras realizaba un pase de droga en la zona de ocio de La Nogalera, en el citado municipio malagueño. Entre las sustancias que le fueron intervenidas los actuantes hallaron un medicamento para la disfunción eréctil, cuya expedición está prohibida sin control médico.

Entre las sustancias localizadas había 15,33 gramos de cocaína, un gotero con éxtasis líquido, y medicamentos. Asimismo, se encontraron numerosos comprimidos farmacológicos que reducirían la disfunción eréctil y cuya expedición está prohibida sin prescripción o control médico. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Torremolinos el cual conoce de los hechos.