Málaga

El Ayuntamiento de Málaga sigue haciendo sus deberes en su apuesta por transformar la movilidad en la ciudad. Tras haber activado a finales del pasado mes de julio el concurso para la adjudicación del diseño de una nueva estación de autobuses soterrada bajo la Plaza de la Marina, ya cuenta con las empresas que van a desarrollar el trabajo.

Noticias relacionadas

De acuerdo con la documentación oficial, las firmas son Wsp Spain-Aìa y Estudio 7 Soluciones Integrales. La suya es la propuesta que mejor valoración recibe por parte de la mesa de contratación, con un total de 97,73 puntos de 100. Le siguen a cierta distancia las proposiciones formuladas por Ayesa, con 94,34 puntos, y Sener Ingeniería, con 91,45 puntos.

Partiendo de la oferta finalmente seleccionada, el coste del servicio será de 216.000 euros (sin IVA), con un plazo de ejecución de 5 meses. A la espera de la formalización del contrato, el documento final, que perfilará los detalles de esta infraestructura, podría estar encima de la mesa del Consistorio en abril o mayo de 2022.

Los detalles iniciales conocidos hasta el momento permiten conocer la envergadura de la apuesta del alcalde, Francisco de la Torre, para esta estación. Este equipamiento es clave en el bautizado como Plan Litoral, que incluye la construcción de un túnel de 2,3 kilómetros de longitud en Muelle Heredia, Paseo de los Curas y Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, así como la implantación de dos estaciones de autobuses bajo tierra en la Explanada de la Estación y la Marina. Todo ello con un presupuesto superior a los 400 millones (IVA incluido).

Niveles de la futura estación de La Marina.

Las primeras estimaciones, que deberán concretadas con los nuevos estudios, elevan a unos 44 millones de euros el coste de la estación de La Marina. La misma tendrá dos niveles bajo tierra destinados al estacionamiento de buses.

Dada su dimensión tendrá que ocupar parte del actual aparcamiento de rotación, abriéndose la posibilidad a ejecutar una planta más destinada a aparcamiento debajo de las plantas para autobuses. 

El nivel -1 se destina a zona de embarque y descenso de viajeros, con espacio para comercio y hostelería, oficinas del gestor de la estación y de las empresas de autobuses y una Comisaría de Policía. El mismo dispondrá de 8 dársenas, 7 de ellas con una longitud de 15 metros de longitud y 1 para que puedan situarse autobuses articulados de 18 metros.

El nivel -2 es similar al nivel -1, salvo que no tiene comercio ni hostelería, sólo máquinas de vending. Dispondrá de 12 dársenas de 15 metros de longitud y 2 para autobuses articulados de 18 metros de longitud máxima.

Al tiempo, las empresas adjudicatarias tendrán que plantear el diseño en superficie de la estación de La Marina, incorporando los distintos sistemas de transporte (autobuses urbanos, taxis, bicicletas y patinetes) y prestando especial atención al peatón. 

Los estudios de los que ya dispone el Ayuntamiento elevan a 3,62 los millones de pasajeros que tendrá esta estación en el horizonte de 2050, cuando pasarán por la misma 597 autobuses (más de 200 más que ahora).