Málaga

Nueve días después de su arranque oficial, la esperada obra de transformación de la calle Carretería, en Málaga capital, avanza. La previsión manejada por la Gerencia de Urbanismo, que ha dividido en cuatro fases la intervención, es que la primera de las etapas se alargue del orden de seis meses. 

Noticias relacionadas

Durante este intervelo de tiempo, el acceso al eje por Pasillo de Santa Isabel permanecerá cerrado al tráfico. El objetivo es que esta primera fase de la intervención, entre Tribuna de los Pobres y Postigo de Arance, esté completada antes de Semana Santa de 2022. Las otras tres son: calle Postigo de Arance y la Plaza San Francisco; entre la Plaza San Francisco y la calle Ollería, y entre Ollerías y Dos Aceras/Álamos.

Para tratar de minimizar el impacto de los trabajos, el Ayuntamiento ha diseñado un itinerario alternativo para el tráfico rodado por la avenida de La Rosaleda-Cruz del Molinillo-calle Ollerías. No obstante, para los residentes y para el transporte de mercancías que acceden para atender a los comercios de la zona (de menos de 3,5 toneladas y 3,25 metros de altura), se establece el acceso directamente por la calle Postigo de Arance.

Trabajos en la calle Carretería.

En cuanto a la carga y descarga, se ha habilitado la acera sur entre la calle Ollerías y calle Dos Aceras, hasta calle Álamos. Esta superficie viene a sumarse a la acera norte, que ya está destinada a este uso. Asimismo, el Consistorio ha dispuesto un punto informativo al inicio de la calle (en el tramo de acera entre calle Ollerías y Dos Aceras).

Obras en la Tribuna de los Pobres.

El paso adelante en Carretería se da casi cinco años después de que se pusiese sobre la mesa una operación financiada, principalmente, con fondos europeos, al formar parte del programa Edusi.

Una vez finalizada la obra, el peso del tráfico de paso se verá seriamente limitado, quedando reducido en un 21%. La instalación de cámaras en la entrada a la misma permitirá filtrar el acceso sólo a aquellos que estén autorizados.