Málaga

El retroceso de la pandemia generada por la Covid se está dejando sentir de manera favorable, también, en el funcionamiento del Metro de Málaga. Por primera vez desde que se iniciara la crisis sanitaria, los trenes del ferrocarril urbano superan los 400.000 viajeros en un mes. En concreto, el proyecto ha cerrado septiembre con 428.566 usuarios, lo que representa el 86% del volumen que transportaba en 2019. 

Noticias relacionadas

A juicio de los responsables de la Junta de Andalucía y de la empresa encargada de la explotación comercial, este afianzamiento del crecimiento de la demanda obedece en buena medida al inicio del curso universitario en su modalidad presencial. Los valores actuales se incrementan en un 45,91% respecto a septiembre de 2020, cuando apenas fueron 293.725 viajeros. 

Si atendemos al tercer trimestre del año, que pese a coincidir con el periodo de menor demanda del transporte público por el periodo estival y de vacaciones académicas y laborales, los datos ponen de manifiesto el cambio de tendencia. El suburbano ha transportado a 791.582 pasajeros entre julio y septiembre, un 32,4% más que en el mismo periodo del año pasado. 

Pero extendiendo el análisis a los nueve meses del presente ejercicio, son 2.949.836 los viajeros contabilizados, un 12% más. Estos parámetros ponen en valor la recuperación progresiva de la demanda hacia los umbrales previos a la pandemia, si bien esta tendencia aún deberá afianzarse en los próximos meses. Y ello porque el acumulado de los tres primeros trimestres es un 39% inferior al dato de 2019. 

Por meses, el periodo que tiene mejor comportamiento es septiembre, con 428.566 viajeros; le siguen junio, con 386.323, y mayo, con 379.025. El que menos uso tuvo fue febrero, con una demanda de 229.143 viajeros.

Las jornadas laborables son las que registran un mayor número de usuarios, con una media de 12.931 viajeros/día entre enero y septiembre. A continuación, le siguen los sábados, con 7.984 viajeros/día, y los domingos y festivos, con una media de 4.601 pasajeros transportados. 

Todo ello indica que la ciudadanía, a medida que se va recuperando la normalidad y remitiendo las restricciones y limitaciones, "vuelven a confiar en Metro de Málaga para sus desplazamientos por trabajo, estudios y ocio". Con el objeto de incentivar y contribuir al retorno de los usuarios a sus hábitos de movilidad, la empresa sigue desarrollando mejoras y nuevos servicios. 

Muestra de ello es implantación del pago con tarjeta bancaria en su modalidad contactless y el lanzamiento de una nueva funcionalidad de su app con información en tiempo real sobre el nivel de ocupación de los trenes.