El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha afirmado este jueves que lo importante, se baje o no en esta jornada de 50 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en dos semanas, lo que implicaría la eliminación de todas las restricciones al pasar a nivel 0, "es el descenso continúo de contagios, que es fruto de la vacunación, cada vez más generalizada, y del comportamiento cívico en general de los no vacunados". Además, ha valorado que se eliminen las restricciones impuestas.

Noticias relacionadas

Así, ha dicho que la ventaja del descenso de contagios es "que hay menos presión hospitalaria, menos necesidad de hospitalizar personal, menos personas que pasan a la UCI, menos personas que llegarán a fallecer...". "Todo eso es lo que importa destacar, menos sufrimiento en el campo de la salud y menos presión al personal sanitario, que tiene 18 meses de trabajo muy intenso sobre sus espaldas", ha enfatizado el alcalde.

A su juicio, "esa es la vertiente más positiva que tiene y esa es la que nos debe animar a seguir en ese camino", recordando, de igual modo, que "día a día" él trata de animar a "que se vaya en esa dirección, que los que tengan reticencia alguna a vacunarse la superen, porque vacunarse es protegerse, es por su bien".

Por su parte, ha añadido que si la bajada, de acuerdo con los niveles que establecen las autoridades sanitarias, supone pasar a unas condiciones de más normalidad, tanto en el ocio como en la cultura, etcétera, "hay que verlo de una manera muy positiva para todos".

"La actividad cultural ha estado muy afectada durante estos meses, y que pueda normalizarse es fabuloso", ha sostenido, pero ha vuelto a destacar "la salud como elemento esencial y fundamental de este camino de descenso en los contagios".

De la Torre, tras ser cuestionado por los periodistas, ha valorado, en primer lugar, que Málaga "viene bajando, efectivamente, hace más de un mes, día tras día", y, "aunque hace un par de días hubo una pequeña parada en la bajada", este pasado miércoles "bajamos algo más de seis" puntos la incidencia acumulada en los últimos 14 días.

Este pasado miércoles la tasa por cada 100.000 habitantes en la capital era de 54,1, destacando que "es fácil que hoy los datos den algo menos de 50" y "si no es así será más adelante", pero hay una bajada continuada.

Cuestionado, por otro lado, por todas las personas que no han acudido a vacunarse en la provincia, ha esperado que ese número vaya bajando, y ha dicho que "no quepa duda de que de esos, algunos acabarán siendo contagiados y hospitalándose si se contagian, según la edad, y alguno puede que fallezca... Todo eso tiene que estar como telón de fondo, y alguno puede ser un vector de contagio hacia otros familiares y amigos".

"Hay que verlo como una postura solidaria, el vacunarse, una reflexión ética, no pensar en que 'la inmunidad de rebaño que se alcance con los que se vacunen ya me protege a mí'", ha afirmado De la Torre, abogando por "meter todos el hombro, no seamos egoístas".

Es más, ha dicho que el vacunarse "no tiene ningún efecto negativo, todos son ventajas, ningún inconveniente, científicamente demostrado que es así".

Sobre cómo se podría vencer esa reticencia sobre la vacuna por parte de las administraciones públicas, ha incidido en que es "con el ejemplo de lo que está pasando", y aunque ha aludido a que quizá no se conozca la información por la protección de datos, sí conocer qué porcentaje de hospitalizados son no vacunados, asegurando que podría ser un dato "pedagógico" y se reflexionará sobre ello.