Málaga

El Ayuntamiento de Málaga da un paso más en su apuesta por incrementar la oferta de pisos en alquiler a precio asequible. Un tipo de alojamiento reclamado en la actualidad por el 80% de los 20.000 inscritos en el registro de demandantes municipal. Esto es, por unas 16.000 personas, la gran mayoría jóvenes.

Noticias relacionadas

Los datos dan muestra de la necesidad existente en la capital de la Costa del Sol de dar respuesta a miles de familias sin capacidad cierta de afrontar no solo la compra de un inmueble, sino también el arrendamiento. Un proceso dificultado más aún por el impacto que en los últimos años han tenido las viviendas turísticas tanto en los precios como en la oferta residencial disponible.

En este contexto, el Consistorio está avanzando en los últimos meses en la puesta en carga de una gran promoción de viviendas en alquiler en los terrenos situados al oeste de la Universidad. Si bien la operación en su totalidad supera el millar de pisos, la intención es desarrollar inicialmente 476 en diferentes fases, a las que se quieren agregar otras 65 en otros puntos de la ciudad en los próximos años.  

A la primera etapa, compuesta por 253 viviendas, valoradas en unos 30 millones, que ya se encuentra en fase de licitación (hay diez propuestas empresariales), hay que sumar ahora la activación del concurso para construir otras 139, valoradas en casi 16 millones de euros.

Entre las particularidades de esta promoción es que las familias que resulten beneficiarias tendrán que asumir alquileres bajos. En el caso de uno de los dos bloques ahora impulsados, el R5, con 70 pisos, que cuenta con calificación de alquiler en régimen especial, la idea es que las rentas sean de unos 275 euros. Una cifra a aplicar a una vivienda de 70 metros cuadrados, de 3 dormitorios, incluyendo una plaza de aparcamiento y un trastero.

Para poder acceder a este producto, los interesados deberán estar inscritos en el registro de demandantes y tener unos ingresos limitados. La mitad de esta primera promoción queda reservada para familias con ingresos hasta 1,2 veces el IPREM (unos 9.490 euros/año), mientras el resto es para ingresos de hasta 2,5 veces el IPREM (unos 19.771 euros/año).

"Estamos por detrás de Barcelona, Madrid y Bilbao, pero ganaremos a Bilbao con estas promociones y seremos la tercera"

Francisco Pomares, concejal de Vivienda

El otro bloque, el R14, con 69 viviendas, está calificada para alquiler en régimen general. Se dirige a familias con ingresos de hasta 3,5 veces el IPREM (unos 27.600 euros/año). La renta media será 375 euros al mes.

El concejal de Vivienda, Francisco Pomares, ha destacado el esfuerzo que viene haciendo el Ayuntamiento desde hace años para paliar el déficit que el parque residencial de Málaga presenta en cuanto a viviendas en alquiler. De hecho, el edil ha sacado pecho, asegurando que actualmente Málaga es la cuarta ciudad española con más actuaciones, con casi 4.000 viviendas sociales, incluyendo las de venta.

"Estamos por detrás de Barcelona, Madrid y Bilbao, pero ganaremos a Bilbao con estas promociones y seremos la tercera", ha enfatizado, destacando que los números de Málaga casi duplican a los de Sevilla.

Respecto a las algo más de 500 viviendas que quedarían por impulsar en el sector Universidad, Pomares ha informado de que la intención es que antes de final de año se decida la fórmula de intervención final. Hay que recordar que esta parte de la promoción es objeto de una posible permuta de suelos con el Gobierno central. 

De este modo, mientras el Ejecutivo central se quedaba con las pastillas de suelo ya urbanizado en Universidad, el Ayuntamiento recibe los terrenos de uso empresarial sobre los que quiere organizar la Expo Internacional del año 2027. Tras varios años de conversaciones, aún no parece que el acuerdo esté formalizado.