Málaga

Carranque es uno de los barrios más populares de Málaga capital. Levantado en los años 50 y 60, acoge del orden de 1.500 viviendas. Pero muchas de ellas se asentaron sobre terrenos inestables, incapaces de soportar con la seguridad necesaria edificios en muchos casos de varias plantas de altura. 

Noticias relacionadas

La debilidad del subsuelo ha hecho que varios cientos de estos inmuebles presenten desde hace décadas serios problemas de cimentación, provocando grandes grietas en el exterior de los bloques y en el interior de los pisos.

Pese a la gravedad de la situación, no siempre las Administraciones públicas atendieron las numerosas reclamaciones vecinales. Fueron muchas más las veces en las que el silencio sirvió de respuesta. Ahora, por el contrario, parece abrirse un escenario de esperanza, en el que los mismos que olvidaron a la barriada empiezan a enmendar el desatino pasado.

Grietas en la fachada de uno de los edificios de Carranque.

Muestra de ello es el paso que acaban de dar la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento para impulsar de manera casi inmediata la recuperación estructural de 163 viviendas (147 en edificios plurifamiliares y 16 unifamiliares). 

La operación, que según la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Patricia Navarro, podría arrancar a mediados del año que viene, con unos tres años de obras, requerirá una inversión global de 4,8 millones de euros. De ellos, 2,3 millones serán aportados por la Administración regional, en parte gracias al convenio con el Estado; el resto será inyectado por el Ayuntamiento, con 1,7 millones, y las comunidades de propietarios. 

El paso que ahora se da viene a sumarse a otro anterior protagonizado en solitario por el Consistorio, que hace varios años ya acometió la intervención sobre 87 viviendas. Sea como fuere, tal y como ha reconocido el alcalde, Francisco de la Torre, aún queda mucho para completar la rehabilitación de la barriada.

"Llevamos reclamando desde hace unos 18 años y nunca nos hicieron ni puñetero caso hasta que hace un par de años la Junta tuvo la elegancia de hablar con nosotros"

Miguel Rueda, presidente Asoc. Vecinos Carranque

Ambas intervenciones, con un total de 250 unidades, se centran sobre los inmuebles que se encuentran en peor estado. Aún así, como apunta el presidente de la Asociación de Vecinos de Carranque, Miguel Rueda, quedarían aún algunas sobre las que actuar.

"Llevamos reclamando desde hace unos 18 años y nunca nos hicieron ni puñetero caso hasta que hace un par de años la Junta tuvo la elegancia de hablar con nosotros", explica el representante vecinal. 

Hay documentos por escrito que demuestran la espera denunciada. En 1991 el entonces presidente de la comunidad de propietarios de uno de los bloques de Carranque, situado en la Avenida de Andalucía, ya había remitido escritos a la Junta alertando de los desperfectos estructurales que presentaba su edificio.

Restos de escombros caídos en la escalera de uno de los edificios de Carranque.

"Desde la fundación de la vivienda que habito, empezaron a aparecer grietas en la junta de dilatación de dicho edificio hasta el extremo que a los pocos años de habitarla parte del tejado se hundió", advertía este vecino.

El escrito culminaba solicitando a la entonces Delegación de Obras Públicas que los técnicos del departamento "den fe del peligro que puedan ver o no en dichas grietas y su reparación si la hubiera antes de que cualquier accidente pueda ocasionar algún desprendimiento".

Hubo que esperar algunos años para que el Ayuntamiento activase en 2015 diese un primer paso licitando los proyectos de recuperación de los primeros 26 bloques. Aquel fue el comienzo de una operación de curación que sigue avanzando.