El Gobierno tiene la rehabilitación de viviendas, edificios públicos y barrios como uno de los grandes focos de inversión para los fondos Next Generation procedentes de la UE. Hasta tal punto que el secretario de estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Pedro Saura, ha asegurado que destinará en torno a 7.000 millones de euros a esta partida.

Noticias relacionadas

"Estamos pensando en subvenciones y ayudas fiscales para dar un salto de escala en la rehabilitación", ha señalado Pedro Saura este martes durante una conferencia sobre "Fondos europeos: movilidad y regeneración urbana como ejes de transformación" organizada por el Consejo General de Economistas.

El secretario de estado ha recordado que el ritmo actual de rehabilitación de viviendas es de 30.000 unidades al año y "este no es el camino". Algunos estudios apuntaban ya el año pasado que en España hay diez millones de casas pendientes de algún tipo de reforma.

De hecho, el salto previsto es tal que el Mitma quiere llegar a las 300.000 casas rehabilitadas al año en 2030, lo que representa multiplicar por diez los niveles actuales en menos de una década.

En este sentido ha expresado la necesidad de resolver los problemas que han hecho que la rehabilitación en nuestro país sea una asignatura pendiente. "Tenemos que remover desde el punto de vista regulatorio, técnico, comercial y financiero todos esos inconvenientes", ha incidido en el encuentro digital con economistas y medios.

El necesario sector privado

Pedro Saura ha hablado de un "antes y un después" del sector de la construcción con la llegada de los fondos Next Generation. "Entendemos que estamos ante una oportunidad histórica para salir de la crisis lo antes posible con políticas anticíclicas que nos permitan transformar la economía", ha indicado.

En la actualidad el sector de la construcción representa en torno al 6% del PIB. "Pensamos ayudas del entorno al 10% de ese 6% para transformarlo y generar dos nuevas industrias: la de la rehabilitación (que en España no está desarrollada) y otra para construir viviendas en alquiler a precio asequible vía concesiones", ha explicado el alto funcionario. 

En toda esta revolución, ha reconocido el secretario de estado, "necesitamos al sector privado". La colaboración público-privada será clave para los proyectos 'llave en mano', para la rehabilitación de edificios público y para la construcción de vivienda social.

En vivienda social, por ejemplo, Pedro Saura ha admitido que parque público de vivienda en alquiler es "muy pequeño, insuficiente" y señalado que van a destinar en torno a 1.000 millones de euros. "El reto es verdaderamente transformador", ha enfatizado.

El pago por uso

El secretario de estado también ha tratado el pago por uso en las autovías españolas. Un día después de que Seopan indicara los retornos económicos que supondría implementar esta medida en la red nacional, desde el ministerio han señalado que tendría que contar con el consenso social, político y económico para que "sea sostenida en el tiempo".

No obstante, sí que ha pedido al resto de fuerzas políticas que tengan en cuenta que, una vez las autopistas pasan al control del Estado, los gastos de conservación de las carreteras también pasan a formar parte de los gastos incluidos en las cuentas públicas.

Por el momento, Saura ha indicado que no hay actualmente consenso político para mantener el peaje, por lo que habría que plantear distintas fórmulas para llevar a cabo la conservación de las carreteras.